h1

Hard Candy… El Retorno de la Reina.

mayo 14, 2008

Con un poco de tiempo libre en mis manos, decidí entrar a una tienda de discos para checar las novedades que la industria tiene para el público y, he de confesarlo, predispuesto a hacerme dueño de una copia del nuevo disco de Madonna: Hard Candy. Nunca he sido un fanático empedernido -como sí lo soy de Michael Jackson, por hablar de las mismas jerarquías- pero tampoco he de negar que me gusta. Quizá nostálgico, el disco The Immaculate Collection es mi favorito de toda la discografía de este pilar del pop mundial. Pero esto es Hard Candy y de eso hablaremos hoy.

Ya con el disco en mi colección, quité distractores del camino y le puse play. Desde que arrancas sabes que te enfrentarás con una propuesta atrevida y directa. Si bien desde el primer track –Candy Shop– el ritmo te impulsa a llegar al viernes por la noche, Hard Candy tiene un mérito importante: se anima a evolucionar lentamente en su concepción musical y a sacar provecho de los diversos conceptos musicales de Madonna a lo largo del tiempo. Algunas veces será extremadamente marcado, otras, como en Voices, será más discreto. No llega a ser la Madonna que revoluciona la música como aquella que seducía con Vogue o redefinía el movimiento del pop con Rain y Die Another Day. Tampoco es la Madonna que, tras sentir un poco de amenaza de las divas del pop de principios de esta década, se reinventa para lograr, con Music, retomar su lugar correspondiente en la industria. Hard Candy es diferente. Es una Madonna que por momentos quiere regresar a sus orígenes y que se enfrenta a una Madonna que entiende los ritmos actuales y se deja seducir por ellos.

No me malinterpreten. Hard Candy no es un mal disco. Es más, es muy bueno. No llega a ser fantástico o inmaculado, pero sí existe una diferencia de calidad abismal entre este disco y lo que, semana a semana, la industria recibe de la mercadotecnia y el pop sin sentido. Tiene tracks dignos de escucharse una y otra vez, como 4 Minutes, en la que hace un dueto con Justin Timberlake muy interesante y que demuestra dos cosas: que el ritmo pop/hip hop bien sampleado es un recurso muy bueno; y que Justin Timberlake está en la cima de su carrera y de su madurez como cantante. También están los temas Incredible y Heartbeat, en los que se intuye un coqueteo a la música de los 80’s, un terreno que Madonna conoce muy bien. También cabe destacar el tema Miles Away en el que Madonna retoma la seducción de su voz detrás de un sampleo de guitarra simplista pero bien hecha para recordarnos de hace algunos años y dejarnos entrever a esa Madonna que aún persiste detrás del tiempo y los libros de cuentos infantiles.

Si ustedes, a lo largo de 10 tracks han tenido alguna duda, no se preocupen. Porque hasta al más escéptico lo convencerá la canción Devil Wouldn’t Recognize You en la que jugando un poco con el soft hip, la interpretación nos transporta a una realidad inevitable: Madonna está de vuelta con un material que, a pesar de no ser el mejor de toda su discografía, sí puede reafirmarle el lugar que tiene en la industria, más ahora que la competencia parece inexistente.

Veredicto: Vayan, compren el CD. Pueden comprarlo en Mix Up por $168.°° o en Amazon -para aquellos que no están en México- por USD$9.99 No se van a arrepentir. Disfruten a Madonna ahora que ha decidido salirse de los cuentos infantiles y regresar a hacer lo que mejor hace: ser la Reina del Pop.

Les dejo el video “4 Minutes” para que lo disfruten.

Saludos,
D

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: