h1

El final de una dinastía. Ted Kennedy

mayo 21, 2008

Hace algunas semanas platicaba con una gran amiga que vive en New York acerca de las dinastías en aquel país. Surgía nuestra plática debido a mi preferencia electoral por Hillary Clinton sobre el senador Barack Obama y en su argumentación me decía que ella no quería el empoderamiento de las dinastías. Mi respuesta fue que Estados Unidos ha sido creado a base de las dinastías y el poder que han ejercido las mismas a través de la historia en la economía, la política y la sociedad. Pues bien, hoy traigo al tema esto porque estamos viendo el fin de la más importante de todas: los Kennedy.

Camelot está cayendo. Ayer, mientras escuchaba la noticia acerca del tumor maligno inoperable que encontraron en el cerebro del hermano menor de los Kennedy, la reportera dijo una frase que llamó mi atención: “Al conocerse la noticia sobre Kennedy, un sentimiento de abatimiento y tristeza se esparció por todo el país”. En primera instancia me pareció un poco exagerado, pero ya con más calma descubrí que era bastante acorde a la realidad. Después de todo, muchas de las páginas más memorables de la historia del vecino del norte tienen ese apellido escrito en ellas. Páginas que podrán estar rodeadas de la tristeza o la especulación, pero es innegable la aportación que el apellido ha dado a la vida socio-política de Estados Unidos. Y es que desde la presidencia fallida de John, los norteamericanos han albergado sentimientos de toda índole con este clan del que, si algo se puede decir con seguridad, ha estado marcado por la desgracia desde la muerte de John F. en Dallas hace ya 45 años. Se han escrito incontables teorías acerca de lo sucedido aquel día en Texas y, por si fuera poco, habría que hacer hincapié en que Robert, 5 años después, sufría el mismo destino en su camino electoral en California.

¿Por qué, entonces, este amor por los Kennedy? Dificil de explicar. Quizá el hecho de que la dinastía de Camelot ha estado siempre rodeada de un extraño halo de divinidad social y política que, en Estados Unidos, siempre cuenta. El público norteamericano es fanático de combinar las disciplinas de la vida pública y cuando sus más grandes líderes se combinan con las personalidades más importantes del medio artístico y el jetset, la idolatría continua, aunque mucho sea parte de la especulaciòn y la tan socorrida teoría de la conspiración, como el idilio ya dado por hecho entre John y Marilyn o la interminable lista de celebridades con las que John Jr. salió, para gusto de las revistas del corazón, entre las que se encuentran Daryl Hannah, Sarah Jessica Parker, Brooke Shields y Madonna.

Estados Unidos se nutre diariamente de la conspiración y la imaginación de su sociedad. Por eso, quizá, la mística de los Kennedy que son parte de lo que la ciudadanía y los medios han llamado la maldición de Camelot. Y es que no sorprende esta idea cuando se ve la lista de muertes en la familia y lo que ha acontecido alrededor de ellas.

  • 1941, en ese año Rosemary Kennedy permaneció en una institución mental desde ese año hasta su muerte en 2005.
  • En 1944, Joseph Kennedy muere mientras realizaba una misión aérea sobre Inglaterra, durante la segunda guerra mundial.
  • En 1948 se suma a la lista Kathelyn Kennedy cuando el avión el que viajaba se estrella en Francia.

Los aviones, son como veremos, los causantes de una buena cantidad de Kennedycidios.

  • Llega 1955, año en que Jacqueline Kennedy pierde su primer embarazo
  • 1956, Jacky da a luz un bebe sin vida, que es enterrado en el cementerio de Arlington.
  • En 1963, Jacqueline tiene a Patrick, el segundo hijo de la pareja que muere dos días después de haber nacido
  • 1963 es el año del famoso atentado que le cuesta la vida a John F. Kennedy.
  • En 1968, Robert, su hermano, luego de ganar las elecciones en California es baleado reiteradas veces en la ciudad de Los Angeles. Muere al día siguiente.
  • En 1973, Edward Kennedy Jr. a la edad de 12 años pierde su pierna derecha debido a una cáncer de hueso. Ese mismo año, Joseph Kennedy II, hijo de Robert tiene un accidente automovilístico donde una de las mujeres que lo acompañaba queda parapléjica.
  • David, otro de los hijos de Robert Kennedy, muere en 1984 por una sobredosis de cocaína y Demerol en una habitación de un hotel de Palm Beach, Florida.
  • Diez años mas tarde, en 1994 Jacqueline Kennedy es diagnosticada con una extraña clase de cáncer, falleciendo por esa causa en Mayo de ese año.
  • En 1997, le toca a Michael Kennedy, también hijo de Robert Kennedy, quien en medio de un escándalo mediatico donde es acusado de violación, se mata en un accidente de esquí el 31 de diciembre en la localidad de Aspen, Colorado.
  • Una de las desapariciones mas impactantes del clan Kennedy se da el 16 de julio de 1999. John F. Kennedy Jr, hijo del ex presidente, encuentra la muerte en el océano Atlántico, cuando la avioneta que pilotaba se precipita a las aguas. Mueren con el, su esposa Carolyn y su cuñada Lauren.

Hoy, no duden que la maldición sea retomada como tema en múltiples medios. Pues parece que el menor de los Kennedy está ya condenado a la muerte.

Ana Karenina, novela cumbre de Leon Tostoi, arranca con la siguiente frase: “Todas las familias felices se parecen, pero las familias desdichadas, lo es cada una a su manera”. Es cierto, muy cierto, dirían en Camelot.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: