h1

Todos quieren al negro.

junio 8, 2008

No nos engañemos por las superficialidades. Hay razones por las que Obama ha hecho historia, más allá del color de su piel. Pero, lo mejor de esta pugna son las razones que llevaron al Senador de Illinois a levantarse de la imposibilidad a la realidad de una victoria frente al poderío de los Clinton. Déjeme explicarle.

Barack ganó porque optó por la propuesta. Mientras Hillary se desvivía por levantar los sentimientos negativos más primitivos del público norteamericano, el hoy candidato demócrata se supo mover de tal manera que evitó el maquiavelismo imperante de las contiendas anteriores. Barack no jugó a la contrarespuesta -que siempre se transmuta en un ir y venir de acusaciones huecas- y decidió mantenerse en la repetición de una línea discursiva con palabras claves de las grandes victorias alrededor del mundo en los ámbitos democráticos. Supo permear en el público norteamericano la posibilidad de cambiar la institución presidencial y rescatarla del lugar vitupereado en el que Bush la ha mantenido por más de 4 años. El joven Senador supo entretejer sus palabas con el deseo que busca la reconstrucción de estructuras para encontrar una identidad perdida entre bombas y ataques terroristas. El pueblo de Estados Unidos está en medio de la peor crisis de identidad que hayan experimentado desde la Guerra Civil porque así, volcados en una guerra anti-terrorismo a la que los empujaron con las barras dobladas y las estrellas caídas, se saben equivocados. Y la identidad parecen no encontrarla en Lincoln, Kennedy o los grandes fundadores. Parece ser que es en la pertenencia como nación y en la fortaleza como americano en donde puede estar el tesoro. Ahí es donde está el premio: esa imagen y ese discurso fue el que Obama repitió y mantuvo como su columna vertebral en la elección.

La historia puede ser engañosa y caprichosa con sus protagonistas. Obama no hace historia por ser negro. Hace historia porque encontró los sentimientos de pertenencia de las barras y las estrellas en su contienda. Hace historia por vencer con un discurso facilmente identificable. Hace historia por ser un político que buscó la conciliación antes de que se la ofrecieran o antes, incluso, de que se necesitara. Ahora enfrente está John McCain y será, sin duda alguna, una de las campañas mas interesantes por la Casa Blanca desde aquella entre John Fitzgerald Kennedy y Richard Nixon en 1960.

Saludos,
D

Anuncios

2 comentarios

  1. estoy de acuerdo con todos sus puntos de vista.
    desafortunadamente creo que esa nacion no va a permitir que un afro-americano llegue a la casa blanca, les gusta la pluralidad, que participen mujeres y ser los pioneros en el entorno social ante el mundo, pero a mccain lo van a apoyar los judios y los protestantes y son los de mas peso economico, politico, etc.
    los hermanos kennedy eran catolicos y mier como acabo todo.


  2. Habrá que esperar. Según todas las encuestas, Obama estaría por encima de McCain en mínimo 5 puntos. Y el horror de continuar una guerra puede imponerse a lo demás, porque el poder económico ha sufrido demasiado en estos últimos 4 años.
    Saludos y gracias por tu comentario
    D



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: