h1

Ebrard: el estúpido enloquecido

junio 15, 2008

Hay momentos en que todos cruzamos una línea de la que ya no hay vuelta atrás. Algunas veces son eventos que representan un crecimiento, otras, decisiones que hablan de un franco deterioro mental y humano. Marcelo Ebrard ha cruzado una de éstas últimas. Y aunque no es la primera vez que lo hace, sí es la más alarmante de todas. Déjeme explicarle.

La última idea surrealista del ¿jefe de gobierno? (es tan minúsculo como su mente) es cerrar varias cuadras de la Zona Rosa para construir canales y poner góndolas turísticas que emulen, de alguna manera, la ciudad de Venecia. No es una broma, lamentablemente. Ebrard y su mafia de gusanos becados por el presupuesto han confirmado por enésima vez que su prioridad al frente del gobierno capitalino es la espectacularidad de lo innecesario que lo lleve a las urnas en el 2012 con clara ventaja frente a sus competidores en esta carrera presidencial que arrancó mucho antes de que la anterior muriera. Al menos así lo calcula en su pervertida imaginación. Y se comprueba que el principal conflicto de la anticipación en la carrera presidencial es la estrategia de que en la política todo es válido y que los fines se alcanzan por medios extremadamente difíciles de justificar. Es momento de levantar la voz y exigir un alto a estas acciones que parecen sacadas de la mente de un villano de tercera calidad de tiras cómicas kafkianas. ¿Cuánto dinero se gastará en la nueva espectacularidad del populismo indigno de su ruta a Los Pinos? ¿Hasta cuándo permitiremos que una pandilla de rapaces gobierne para sí mismos y sus intereses mezquinos, mientras se ahogan en su propias fantasías de ser los salvadores del pueblo? Por eso Marcelo no puede desmarcarse de López Obrador, porque es aún peor que su mentor. En su mente, la ciudad ha llegado al punto de descomposición que es mejor no hacer nada que deshacerse en esfuerzos para resarcir los daños causados y hemos caído en el pesimismo de la bestialidad que se presenta de tal magnitud que llegamos al punto en el que sólo el maquillaje nos ayudará a obviar el desastre. Difiero de Joaquín López-Dóriga cuando dice que Ebrard es un activista de la imaginación (Milenio, 13 de junio). La realidad es que ha comprobado ser un simple estúpido enloquecido por el poder que se perdió en un retorcido cuento de hadas que su mesías de cuarta le contó noche tras noche antes de mandarlo a dormir.

Anuncios

28 comentarios

  1. Señor Dragonné:

    Bien podría mentarle la madre, como gusta hacer mi gobernador panista de Jalisco, Emilio González Márquez, pero prefiero decirle: ¡Qué poca madre!
    Si Marcelo es peor que Andrés Manuel, Usted es peor que Carlos Marín. De Marín o entiendo, pues aún no se traga que no lo dejaran quedarse con la revista “Proceso”. ¿Usted qué no se ha tragado para que escriba eso?
    Señor Dragonné:
    Su apellido ha de venir de dragón, pues al igual que los reptiles de la isla de Komodo, lo que escribe es como la saliva de esos animales, pestilente, putrefacta y altamente infecciosa. Que mal que Milenio recluta puro estúpido para escribir, y seguro hasta les pagan.


  2. Marcelo Ebrard erró lo de la consulta, dime tu ¿Cuantos van a votar? aquí no importa si es pro reforma o contra ella, lo que va a importar es cuantos. ¿Porque? pues porque si votan menos de los que votaron por el en el 2006 será un sintoma de los que votarán por el PRD en el 2009. Y en estas consultas por lo regular no votan muchos ciudadanos. ¿Qué porcentaje votará? 20%, 40% del padron de la Ciudad de México. El gobierno federal ya dijo que es invalida, inconstitucional y lo que se le ocurra. Haber que hace ahora el gobierno corrupto de Marcelo. Yo por lo pronto no pienso votar esas tonterías.


  3. La consulta es un engaño maquinado lentamente. ¿Cuántos votarán en ella? Quizá los números anden cercanos a los votos que se recibieron en el DF durante el proceso electoral interno del PRD, pues no tiene nada de consulta ciudadana, sino de consulta partidista. He ahí el asunto lamentable del juego de la demagogia. La consulta, además, disminuye en esencia a los ciudadanos. ¿Por qué? Porque se les envía el mensaje de que su ejercicio democrático para la elección de líderes y legisladores no sirve de nada, porque al primer tema con tintes de costo político, no existe la autoridad que la misma sociedad les otorgó. Y, siendo así, el sentido causa y consecuencia del derecho legítimo y democrático de emitir un voto en cada proceso electoral, se pierde en las letanías discursivas de los políticos rapaces. Por ende, es machacar la idea de que la ciudadanía es un simple escalafón para llegar al presupuesto.

    Saludos,

    PD. Con respecto a los comentarios del artículo específico, agradezco sus “mentadas de madre” y demás epitetos sin argumento. Siempre duele y lastima cuando al ídolo se le mancha.


  4. Estoy completamente de acuerdo contigo con tu artículo de hoy domingo en el periódico Milenio.
    Pobres de ustedes que viven allá en el DF., tener que lidiar con esos locos (Ebrard y amlo) y pensar en todo lo que les falta… que horror!!

    Aprovecho para decirte que yo tampoco soy de las personas que votaran en su mentada consulta.

    Un saludo cordial desde Sinaloa.


  5. Lo felicito por su artículo, pocos periodistas se atreven a hablar tan directo y con la verdad. A Ebrard y a Amlo la mayoría de los mexicanos no los soportamos, y aunque parece que seguirán enquistados en el futuro de nuestro país, ojalá, que la gente que todavía cree en ellos se den cuenta de la clase de políticos que evidencian a cada momento.
    Gracias y saludos cordiales.


  6. Excelente artículo (como todos los tuyos), Ebrard, es solo un populista queriendo quedar bien con dinero del erario público pero su estupidez no le dá para gran cosa, pues en lugar de realizar obras realmente importantes y necesarias para la ciudadanía, prefiere apadrinar quinceañeras, hacer pistas de hielo, playas artificiales y ahora para colmo quiere cerrar calles en una ciudad tan congestionada como el D.F., para sus estupidos canales tipo Venecia, como si no fuera suficiente con las calles que cierra(con el apoyo de Ebrard) el otro estupido busca pleitos de taberna.


  7. Pensé que yo era el único que pensaba de este modo sobre El Carnal Marcelo, gracias por decirlo tal cual, lástima que muchos votantes piensen que es el hijo del mesias tropical hecho hombre, ojalá que puedas soportar el sinnúmero de mentadas que te enviaran los noroñas y sus huestes, felicidades


  8. señor dragone, creo que como dice un adagio por el mundo” no ahi mayor estupidez que la humana” y creo que esta le sienta a la perfeccion a su personalidad mezcla de carlos marin, lopez doriga y disque analistas de tv azteca. entre otros tantos más, si de por si atacar a una persona en ausencia es indignante, mas lo es cuando esa persona se hace pasar por seudoperiodista analista e intelectual, su misma critica se podria haber llevado a cabo sin usar ese tipo de improperios e insultos que parece ser la nueva tendencia de los seudoperiodistas ya mencionados y quienes se asumen como conciencia de la sociedad, no teniendo mas conciencia que su vulgar manera de expresarse. muchas gracias creo q1ue esta ves lo lei por curiosidad y espero no volver ha hacerlo en mi existencia. ojala tuviera en su momento el valor civil de contestarme a mi correo electronico y pudiesemos disertar yo, como simple mortal y lector sobre su etica periodistica, si es ¿ que la tiene? realmente lo dudo, gracias que tenga buen dia y no se asuma como la conciencia de la colectividad.


  9. Sólo para decirle que es la primera vez que leo algo de usted y prometo que será la última, no vale la pena perder ni un minuto leyendo tantas tonterías, qué es lo que le duele?… haga un examen interior y a la mejor descubre qué es.


  10. Este valle enorme a 2200 metros de altura era uno de los lugares más bellos del mundo. Este valle es lacustre. Que vuelvan los canales y lagos sería la mejor manera de dar un gran salto civilizatorio en este pueblo Bárbaro. Resolvería problemas de contaminación y fealdad, de inundaciones y mala planeación. Y lo más importante, nos congraciaría con la historia y la razón. Este plan no es de Ebrard, sino de los mejores arquitectos e ingenieros de este país. Obvio, no lo entienden los Bárbaros, unque escriban en Milenio y por ello les paguen.


  11. HOLA CARLOS DRAGONNE………
    DEJE QUE LOS PERROS LADREN…..
    USTED ESTA CUMPLIENDO CON SU DEBER DE COMUNICAR CON LA VERDAD OBJETIVA Y REAL…….
    A QUIEN QUIERA VER LA REALIDAD CON SU MENTE ABSURDA QUE SE PUDRA. FELICIDADES CARLOS …VAS SUPER BIEN……..UN SALUDO DESDE MONTERREY


  12. Carlos lei tu comentario respecto a Ebrard y comparto contigo la esencia de los comentarios, sólo una par de reflexiones:
    Las limitaciones de este personaje son evidentes, así como su congruencia, se le ha comprado la imagen de que es muy inteligente, pero más bien creo que es astuto y sumamente ambiciosos. En su Gobierno la corrupción priva en varias instituciones. Y segundo trabaja más para la imagen que para la ciudad, en todo caso el no es el responsable..es el PRD que permitio que uno de los beneficiarios del fraude del 88 llegara a donde llego, eso si es de verguenza ajena.
    Carlos la indignación no debe llegarte a la viscera, porque entonces te conviertes en igual..bueno lo digo de manera respetuosa a tu trabajo periodistico. gracias


  13. Señor Carlos Dragonné:

    Tengo 22 años y nunca he estudiado nada relacionado al periodismo, pero aún así, con mi corto aprendizaje en la escuela de la vida, y con mi nulo aprendizaje en la escuela del periodismo, sé que un escritor QUE SE DICE serio, de un periódico que ES serio, no puede titular una columna como usted lo hizo el Domingo 6 de Junio de 2008, en el periódico Público Milenio. Repito el título de dicha columna: “EBRARD, EL ESTÚPIDO ENLOQUECIDO”.

    ¿Cómo es posible? ¿Qué objetividad puede esperar un lector de alguien que comienza por un título como ese? ¿Cómo quiere usted que un lector lo tome en serio utilizando un lenguaje de esa categoría?

    Usted en la misma columna, dice que Marcelo Ebrard cruzó una línea en la que no hay vuelta atrás que habla de un franco deterioro mental y humano. Yo le digo a usted señor Dragonné, que ha cruzado una línea de la que difícilmente va a tener una vuelta atrás, que es la línea que separa a un comentarista serio de uno que no lo es.

    Solo por curiosidad me aventuré a leer más allá del titulo, y me di cuenta de que entre todos los comentarios dirigidos en contra de Marcelo Ebrard y de Andrés Manuel López Obrador, solo escribió tres y medio renglones que hablan de lo que provocó su ira (la idea de construir canales en la Zona Rosa), estoy hablando de renglones que miden seis centímetros de largo.

    Para fundamentar su ira, usted debió haber escrito cuánto se va a gastar en hacer los canales, si hay un estudio del impacto turístico, si esa idea se ha aplicado en otras ciudades y si ha tenido éxito o no (yo sé que por ejemplo en Monterrey, Seúl y San Antonio, han hecho ríos artificiales en sus ciudades y han tenido mucho éxito turístico), etc. Yo no vivo en la Ciudad de México, y es por eso que necesito esa información para saber de que estamos hablando.

    Además pienso que es insuficiente que en su columna usted solo proporcione la dirección de su blog, y no un correo electrónico personal. Adjunto esta carta al correo del lector, y al defensor del lector del mismo periódico, porque pienso que ante un título y una columna como la suya, alguien nos debe de defender.

    Gracias por su atención.


  14. VAYA MANERA TAN ESTÚPIDA DE EMPEZAR UN ARTÍCULO, POR CIERTO QUE PIERDO EL TIEMPO EN LEER.
    NO SE QUE OTRAS COSAS HACES PERO QU PENA GASTAR LA VISTA EN TU COLUMNEJA.
    SI NO TE GUSTA LO QUE HACE EBRARD PUES NO VOTES POR EL O CUATO TE ARRIMAN LOS AZULPILLOS POR PONER TANTA E S T U P I D E Z.
    NO SOY DE NINGUN PARTIDO GRACIAS A DIOS, PERO PIENSO ESCUCHO Y ENTIENDO Y LO TUYO ES MUY LAMENTABLE


  15. Mi estimado Emmanuel:

    Me encantaría tener los datos duros del costo de dicho proyecto, saber si el impacto ambiental y de salubridad que representa ha sido analizado o si se han realizado todos los estudios procedentes que se requerirían para llevar a cabo algo de tal magnitud, como las opciones para las pérdidas económicas que enfrentarían restauranteros, comerciantes y hoteleros por las obras y sus consecuencias. Lamentablemente, el gobierno del DF se especializa en ocultar esos datos y en tender una cortina de opacidad en lo que respecta a sus decisiones presupuestales.

    La comparativa de otras ciudades es válida siempre que exista una similitud en torno a la infraestructura y las necesidades resueltas de cada ciudad en particular. Porque resulta de lo más indignante el hecho de que se priorice el espectáculo y no la lista de pendientes ciudadanos y sociales que no permiten el desarrollo urbano, social, político, democrático y económico de la capital del país.

    Si te molesta la manera en que ha sido titulada la columna, no te ofreceré una disculpa, sino una sencilla explicación. En mis ya ocho años de analista político en Milenio Diario siempre he mantenido la congruencia con dos cosas fundamentales: hablar de frente y sin rodeos, y hacerlo desde la trinchera de una sociedad que, día con día, se ve traspasada en sus necesidades por los gobiernos de todos los colores y todos los discursos. Y no lo hago, como alguien previamente comentó, desde la posición de “conciencia de la colectividad”, sino como individuo de la misma sociedad que es transgredida todos los días y que, congruente con mi responsabilidad y obligación ciudadana, levanto la voz para hacer uso de mi derecho a la libre expresión. Porque soy un convencido de que de la pluralidad de los individuos, nace la democracia de un país entero.

    Saludos,
    Carlos Dragonné

    PD. Me parecería insuficiente no dejarte ni la dirección de la página. Es tan válida esta como cualquier otro medio de comunicación electrónica para escuchar tus opiniones. Es más, aquí no sólo yo te leo, sino que compartes tu valiosísimo punto de vista con los miles de visitantes que tenemos.


  16. Por que tanto odio hacia López Obrador? Acaso te gano a la novia o lo haces para quedar bien con los
    jefes del mierdenio.?


  17. Ahora resulta que a muchos les indigna la palabra estúpido. Recuerden cuando el pejendejo llamaba Chachalaca al presichente, a caso piensan que solo los pejendistas tienen el derecho exclusivo sobre las malas palabras? Sin duda aplaudo el artículo de hoy porque es solamente con palabras fuertes que se puede llamar la atención hacia estos temas. Felicidades por el artículo sigue asi.


  18. Señor Dragonné,

    Muchas gracias por leer el comentario que le hice llegar.

    El hecho de que no conozca la información relacionada al impacto del dicho proyecto, es una razón más para no lanzarse a atacarlo, en lugar de atacar al proyecto, podría utilizarlo como medio para atacar la cortina de opacidad que levanta el gobierno del DF en cuanto a sus decisiones presupuestales, esa sí sería una crítica constructiva que favorecería un debate más enriquecedor para la Ciudad de México.

    Yo desconocía que el gobierno del DF tenía el proyecto de hacer canales en la Zona Rosa de esa ciudad hasta que leí su columna. Mi primera impresión (y repito que es impresión porque no conozco toda la información que rodea al proyecto) es que sería una buena idea. Normalmente, en todas las ciudades hay un gusto por los lugares con agua, dígase Paris, Londres, Río de Janeiro, Bankok, Venecia, etc. Muchas ciudades al no contar con estos lugares, los construyen, como es el caso de Monterrey y muchas otras. Además, se podría recuperar un poco del pasado prehispánico de la Ciudad de México, que contaba con canales en sus calles, con todas las repercusiones en el turismo y en la “habitabilidad” de la ciudad que esto conlleva. Digo esto sin conocer la información que rodea al proyecto, tal vez, si la conociera pensaría diferente.

    Es por esto que mejor se debe hacer presión que el gobierno del DF tenga un mayor transparencia, ya que le da más herramientas a los ciudadanos para emitir y defender sus opiniones.

    Además, pienso que no es necesario utilizar ese tipo de vocabulario para decir las cosas “de frente y sin rodeos”, bien se puede utilizar ese vocabulario cuando platica con amigos y demás, o tal vez si su comentario solo fuera publicado en su blog. Pero no cuando está escribiendo en un periódico como Público Milenio. Lo honesto y directo al hablar, no va peleado con el respeto y la seriedad.

    No había considerado que en el blog hay mucha más pluralidad y mucha más gente puede leer mi comentario que su correo personal. Yo pensaba que al escribir solo en el blog no haría tanto caso a mi comentario, pero ya veo que no es así. Muchas gracias por ofrecer un espacio abierto a diferentes opiniones e ideas.

    Saludos desde Guadalajara,

    Emmanuel Chávez Jiménez.


  19. hola dejeme decirle que es la primera vez que veo su columna y fue precisamente porque me llamó la atención su título, estoy totalmente de acuerdo con usted, y no sé porque se espantan por llamar las cosas por su nombre,pobres de ustedes los del D.F. además de sufrir el mal gobierno del P.R.D. tener que tolerar tanta locura de los Noroña, los Padierna,y los pejelocos del señor de la honestidad valiente. Aún no entiendo cómo volvieron a votar por el P.R.D. despues que el señor López no quiso revelar cuanto les costó los segundos pisos y se opuso cuanto pudo para que la ciudad contara con una comisión de transparencia, ja-ja-ja la honestidad valiente ,que persona tan cínica y sinverguenza , al cual tambien es un estúpido enloquecido.
    No haga caso a los que lo insultan, usted tiene todo el derecho a expresar lo que piensa, y quien no lo esté ,pues que no lo lea,pero los que opinamos igual,nos da gusto ver, que alguien piense y publique lo que la mayoría pensamos, pero que no andamos en las calles armando mitotes como los discipulos del mesías tropical.
    Reciba un saludo afectuoso.


  20. ¿por que se escandalizan algunas personas por un calificativo tan suave como es el de “estupido”? acaso no se dan cuenta que el busca pleitos de taberna (lo dijo Ruth Zavaleta) después de aceptar las reglas para participar en la contienda electoral de 2006, desconoció los resultados argumentando un fraude que en dos años no ha podido probar y su frustación, su rencor y su odio, lo ha llevado a insultar al Presidente de la República, con calificativos peores como “espurio”, “pelele” “traidor”, “vasallo del Rey” etc.

    Por cierto, el único espurio y usurpador que conozco es el “presidente legítimo” y los “peleles” son Marcelo Ebrad, Cota Montaño y Alejandro Encinas, lo cual es irrefutable.

    Sr. Carlos Dragonné, recuerde lo que dijo Don Quijote, “deja que los perros ladren Sancho, es señal de que vamos avanzando”


  21. No se te olvida hablar de la Megabiblioteca de Fox que en verdad fue un gran fraude y se estan hechando a perder millones de pesos. O de la limosna de 90 millones de pesos que ofrecio el gobernador del estado de Jalisco para la construccion de un enorme Santuario. Ademas que lastima que tengas que usar palabras como estupido para poder llamar la atencion de los lectores y no puedas hacerlo por la consistencia de lo que escribes


  22. Solo quiero decirle que en vez de estar tirando su cizaña, debería escribir algo acerca de la injusticia que se vive en nuestro bello país, como por ejemplo: El hecho de que México sea el segundo lugar en pornografía infantil, o el hecho de que las activistas que claman por justicia en Cd Juarrez han sido amenazaas de muerte, etc. desgraciadamente gente como usted abunda en este periódico y en otros medios. chaaoo


  23. Con respecto al comentario del sr. David Carrillo, difiero en que fué un fraude la construcción de la Megabiblioteca de Fox, desde mi punto de vista fué simplemente un gran fracaso como lo fué el seguro de desempleo de Marcelo Ebrard, reconocido por el mismo en dias recientes.

    En lo que toca a la limosna de 90 millones de pesos del Gobernador de Jalisco, es un exceso de abuso de confianza, totalmente reprobable que cometen los gobernantes y que generalmente quedan impunes. Sin embargo, esta se quedó cortita y palidece frente a la limosna que amlo le dió al Cardenal Norberto Rivera, cuando le regaló los terrenos para la construcción de la plaza mariana, de la Basílica de Guadalupe, y sin embargo nadie lo criticó por esa acción.


  24. DEJE PONERME A SU NIVEL Y EL DE SU DIARIO.
    ERES IGUAL DE FACISTA VENDIDO Y PARCIAL QUE EL ESTUPIDO DE DORIGA MARIN Y POR SUPUESTO USTED
    UNA COSA ES OPINAR Y OTRA LO QUE HACEN MERCENARIOS DE LA INFORMACION DE QUINTA


  25. Saludos.
    Yo no llego a pensar que MECO (Marcelo Ebrard Casaubon Oligarca) esté enloquecido; Mi opinión es que es un político que en vista de los recursos y posibilidades a su alcance, las aprovecha, sí, con perversas movidas, pero todo político lo hace.
    Por mí, hubiera bastado con la inocente pregunta de “oye, y cuando son las elecciones”, dicho en tono sarcástico.
    Se rumora que Marigana Pratts quiere que en vez de agua en los canales de esta venecia, haya chupe, para que la gente no ande aplatanada.


  26. Completamente de acuerdo,
    Milenio esta cada vez peor, le pagan a este fantasioso por escribir tales sandeces??
    El titulo de su bodrio articulo me llamo la atencion
    titulo demasiado pretencioso pero vacio de objetividad, nada sorprendente en los aprendices con los que cuenta milenio. Confieso que me da igual quien sea Marcelo o si construye una antartica en pleno DF pues no vivo ahi afortunadamente. Lo sorprendente es como se han prostituido los aprendices, que poco valor le han dado a su pluma, que nula etica.
    Su escrito apesta a prostituta barata.
    efectivamente primera y ultima vez que leo esta porqueria.


  27. FELICITACIONES A LA EXCELENTE OPINION DE LA SEÑORITA ESTELA A LAS 11:25 P.M. DE AYER.
    ES GRATIFICANTE SABER QUE EN MEXICO EXISTEN MUJERES DE GRAN CRITERIO Y MENTE BRILLANTE….Y GRACIAS A CARLOS DRAGONNE POR SU EXCELENTE OPINION..USTED SIGA COMO SIEMPRE MEJOR…CARLOS


  28. ¿Góndolas…? Góndolas… ¡¿GÓNDOLAS?! A ver, a ver, a ver… ¿leí bien? (Sacar-trapito-limpiar-pantalla-lavar-lentes-ponérselos). Oh. Oh. Cielos.

    La primera vez que oí el nombre de Marcelo Ebrard fue tras el incidente del linchamiento de los tres policías que trabajaban undercover en Tláhuac, cuando, tengo entendido, el señor era secretario o jefe de Seguridad, no recuerdo. El incidente me hizo temblar de rabia, y desde entonces le tengo una mala tripa mortal al señor, así que no esperemos que mis opiniones sean lo más objetivo del mundo (conste, sin embargo, que “no objetivo” no es lo mismo que “sin bases”).

    Las “playitas artificiales” y la pista de hielo me parecieron una forma indignante de populismo, en especial porque, tengo entendido, hay problemas urgentes qué resolver en el Distrito Federal y no entiendo cómo es posible que el jefe prefiera gastar dinero en una versión modernizada del “pan y circo”. Las góndolas se me harían peor… casi me sabe a limosna para la pobrecita gente del D.F. que jamás de los jamases va a poder pagarse un viaje a las Europas, lo contrario que su adinerado jefe de gobierno… Las limosnas son una ofensa, y peor cuando las tiran desde las alturas y son de dinero ajeno.

    Lo que quiere, supongo, es tapar el sol con un dedo y hacerse popular entre la tropa, como la Adelita (uhhhh… esto salió sin intención, ¿eh?), y gastar dinero que no es suyo, y Carlos, tienes toda la razón, en alfombrarse el camino a la presidencia.

    Cuando pienso que semejante individuo podría conseguir lo que López Obrador no pudo, me echo a temblar de nuevo, y no precisamente de coraje… Ahora, tampoco creo que esté loco… de hecho me lo imagino como uno de esos hombres bastante, pero bastante cuerdos, que está listo en algún momento dado para alegar locura si eso le permite librarse de responsabilidades y perseguir sus objetivos. Y la verdad que eso es todavía más peligroso.

    Veamos, todos los que se llegaron a enojar por el título de la columna: ni “estúpido” ni “enloquecido” son malas palabras; la primera me la acabo de aplicar yo sola hace apenas unas horas porque no encontré un marcador que me hacía falta y que estuvo todo el tiempo en mi mochila, y la segunda se emplea con toda libertad en prensa, radio y tele. Epítetos peores le han endilgado a las personas que se atreven a diferir de lo políticamente correcto (lo que está de moda pensar, pues), y ni quién se queje.

    Me despido con una frasecita del libro de aforismos de C. Anglés Bovet: “Los más susceptibles de ofenderse suelen ser los más ofensivos”.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: