h1

La ridiculez de la ley

junio 15, 2008

Aquí una evidencia más de que algo está pasando en el sistema de justicia mexicano que es urgente su revisión y renovación. Como si las cárceles no estuvieran llenas al tope, muchas veces de gente que ni entiende el por qué está ahí, la nota que leí esta mañana en Milenio Diario me indigna aún más y es la demostración pura de aquella vieja frase que reza “No hay ofrecido que quede bien” o el adagio en inglés “No good deed goes unpunished”. Ahí le va.

Si usted recuerda las noticias de ésta semana que termina, vendrá a su mente la curiosa nota (repetida por dos o tres días) de la presencia de osos negros en la ciudad de Monterrey. Pues resulta que uno de ellos, apareció junto a una escuela y un par de albañiles que laboraban por ahí, se dieron a la tarea de perseguir al osezno para evitar que fuera a atacar a los niños. El animal se cansó y pudo ser lazado (al más puro estilo charro, faltaba más) para ser entregado a las autoridades sanitarias. Por una cuestión de humanismo, el trabajador que lo sometió, le acercó al animal agua fría que, como consecuencia del golpe de calor, terminaron por matar al oso. Ahora, este hombre enfrenta la posibilidad de una sentencia de hasta 9 años de prisión por ser el oso una especie en peligro de extinción. Y uno se pregunta algunas cosas con este tema:

  • ¿No es más importante buscar a los asesinos y ejecutores del narco que atrapar a alguien que sí, lamentablemente, es responsable directo de la muerte de un animal en peligro de extinción pero que las circunstancias mitigan y disminuyen su culpabilidad de manera más que evidente?
  • ¿No existe una especie de justificación ante el riesgo de que este animal salvaje pudiera haber atacado a niños?
  • ¿No hay sentido común en las autoridades que detuvieron al implicado?
  • ¿No tienen nada mejor que hacer que destruirle la vida a un trabajador que, seguramente, mantiene una familia con el sueldo de un trabajo que, por buscar aportar su grano de arena en la sociedad, ahora no llegará a la mesa o al bolsillo de esa familia?
  • ¿Así esperan que una sociedad como la nuestra, dividida, polarizada, en constante encono, camine por la ruta de la conciliación?

Es más que lamentable la muerte del animal, sí. Pero hay cosas más importantes. Mucho más importantes. Y, lamentablemente, nadie se anima a decirlo. Quedará como anécdota de primera plana, aunque el albañil en cuestión tenga que adaptarse a una vida en un reclusorio junto a asesinos, narcotraficantes, violadores, ladrones y secuestradores por algo que, en pleno uso del sentido común, ni siquiera debería ser considerado un delito.

Anuncios

6 comentarios

  1. Ahora resulta que cualquiera se convierte en articulista de Milenio. Qué coincidencia, ahora escupir mierda a los perredistas resulta un gran negocio para el equipo de editoriastas de Milenio. Que les sepa


  2. Coincido con el comentario amterior, que sería de gente como Carlos Dragonne, Román Revueltas sin el PRD o sin AMLO?? A que se dedicarían? Sobre que escribirían?? Seguramente andarían trabajando en cualquier otra cosa menos de columnistas de Milenio, es una lástima que pseudoperiodistas o pseudoescritores se dediquen a tirar mierda sin ton ni son para ganar lectores…


  3. Con respecto a los comentarios del artículo acerca de Ebrard en específico (que está en otro link, en esta misma página), agradezco sus “mentadas de madre” y demás epitetos sin argumento. Siempre duele y lastima cuando al ídolo se le mancha. Como periodista, uno agradece saber que existen reacciones.

    Saludos,


  4. Es claro que solamente una autoridad estúpida e incompetente atendería al sentido estricto de la Ley, pues cualquier persona con algo de sentido común puede entender que ese señor no tenía ninguna intención de matar al oso. Una pena de verdad vivir en un país con gente que no pueda pensar tantito.


  5. Me dio mucha tristeza que se muriera el osito (ajá, adoro a los animales), pero de ahí a culpar al trabajador que sólo quería hacer un bien, ahora sí que son fregaderas. Se sabe que los osos negros están bajando a las zonas urbanas porque están buscando agua; ¿en qué cabeza entra que el señor quería hacerle daño al osito?

    Si de veras quieren ponerse las pilas en Monterrey, podrían construír una especie de bebederos (atarjeas) o bordos para los animales que aprovecharan la lluvia o manantiales naturales; no es tan trabajoso, aunque ahorita con la falta de lluvia de seguro necesitarían algo de ayuda humana. Eso no es interferir con la naturaleza; pelearse por fraccionar el Cerro de la Silla sí lo es. Nada más lo menciono porque los muchos campesinos en Zacatecas tienen estos bebederos para su ganado, e igual los aprovechan los venados y otras especies silvestres. Ojalá que se reconsidere este caso y el señor salga libre.


  6. EL ALBAÑIL YA SE ENCUENTRA LIBRE………
    EL OSO ES EL QUE SE MURIO…….



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: