h1

Dietas Cetogénicas

junio 18, 2008

Por: Dra. Gabriela Gutiérrez Salmeán

Las dietas cetogénicas (bajas en hidratos de carbono y altas en lípidos y proteínas) son desequilibradas y -normalmente- hipocalóricas (bajas en energía), por lo que hay una pérdida de peso por la limitación energética, no por la composición de la dieta en sí.

A corto plazo, la dieta cetogénica provoca una mayor pérdida de agua corporal en relación a la pérdida de grasa; sin embargo, cuando la dieta finaliza, el agua se recupera (se presenta, entonces, “rebote”) y por ende, el peso perdido también: esto es lo que comúnmente se conoce como “rebote”.

Estas dietas son también nutrimentalmente inadecuadas: son bajas en vitaminas E, A, tiamina, B6 y folatos, así como en fibra, magnesio, calcio, hierro y potasio. Al mismo tiempo, son altas en grasas saturadas y colesterol, por lo que aumentan el riesgo aterogénico.

Por otra parte, las dietas bajas en hidratos de carbono y altas en lípidos y proteína resultan en cetosis -de ahí su nombre: dietas cetogénicas-, lo cual puede provocar hiperuricemia (altas concentraciones sanguíneas de ácido úrico). Además, la disminución de colesterol LDL es significativamente menor en comparación de una dieta baja en grasas saturadas; los niveles plasmáticos de triglicéridos se ven incrementados durante el consumo a corto plazo de una dieta cetogénica.

Algunos estudios han propuesto que las dietas cetogénicas, al causar acidificación plasmática, incrementa la actividad osteoclástica, por lo que puede resultar en pérdida de hueso y calciuria (excreción de calcio por orina), predisponiendo al padecimiento de osteopenia y osteoporosis.

Otros efectos de estas dietas son mal sabor de boca, estreñimiento (por baja cantidad de fibra), riesgo potencial carcinogénico (si se llevan a largo plazo, por una baja cantidad de fibra), diarrea, mareos, halitosis, dolor de cabeza, insomnio, náusea, sed, cansancio, debilidad o fatiga (estos últimos causado por un exceso de cuerpos cetónicos, que intoxican el sistema nervioso central).

Algunos ejemplos de este tipo de dietas son: Atkin’s Revolution y Atkin’s New Revolution, dieta de los Adictos a Carbohidratos (The Carbohydrate Adict’s Diet), Enemigos del Azúcar (Sugar Busters), dieta de la Zona y la dieta del Poder Proteínico. A continuación se enlistan algunas dietas populares que han sido utilizadas por la población, así como sus ventajas y desventajas.

(DEN CLICK EN LA SIGUIENTE IMAGEN PARA VERLAS)

Anuncios

4 comentarios

  1. Pero qué terrorífico… exceso de proteínas y ausencia de carbohidratos me suena a blasfemia, y por desgracia ha habido miembros de mi familia que (con pésimos resultados, sobre todo para la salud) han utilizado dietas como éstas (digamos, muy similares a la del doctor Atkins).

    Una pregunta: ¿la doctora Gaby también colabora en Milenio? ¿Algún día podría escribirnos algo sobre complementos vitamínicos, sus ventajas y desventajas? Gracias.


  2. Hola, Laura! Gracias por tu interés en nuestros temas de salud. Próximamente trataremos sobre los complementos que nos comentas, para quién pueden ser útiles y sus ventajas y desventajas.
    Saludos,


  3. No, al contrario, gracias a ustedes por las atenciones. ¡Y seguimos leyendo! :>


  4. hago un trabajo de universidad sobre este tema, muchas gracias



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: