h1

Cinecrítica. The Incredible Hulk (Leterrier, 2008)

junio 22, 2008

A ver… Vamos por partes con ésta crítica. Creo que no he leído ninguna crítica acerca de ésta película que no haga referencia a la cinta dirigida por Ang Lee hace cosa de 5 años y, me parece, que ahí es donde estaría el primer error para apreciar esta visión del gigante verde. ¿Mis razones para tal aseveración? Que los conceptos son diferentes, las visiones son únicas y la premisa es individual. Mientras Lee quiso llevar el asunto a un terreno de profundidad -error máxime de las historias basadas en cómics del mainstream-, Leterrier parte de algo que hay que agradecerle: todos sabemos quién es Hulk. Y, en segundo lugar, retomo lo que dijimos en la crítica de Iron Man: esta cinta respeta al personaje pero, sobretodo, respeta y enaltece al público. Vean por qué.

Ya con los primeros segundos de la cinta uno sabe que está por ver una historia de Hulk a manera de homenaje al personaje y a todo lo que le rodea. Desde la reminiscencia de la transformación no por una explosión nuclear en el desierto (premisa del comic) sino por una exposición a rayos gamma en un laboratorio (imagen que vimos en todos los capítulos de la serie protagonizada por Bill Bixby y Lou Ferrigno y a la que se homenajea con aquella especie de mira verde sobre la frente de Banner) hasta la conceptualización de los personajes, Louis Leterrier se presenta reconociendole al público que ya sabe de lo que se trata la historia y ya sabe los conflictos básicos. A partir de aquí, la historia es un capítulo de la vida de Bruce Banner antes de poder controlar a Hulk y la búsqueda de soluciones y respuestas para hallar una cura que lo separe, de una vez por todas, de este Mr. Hyde que viene cargando desde hace 5 años, según como se presenta en el guión y aquí empezaremos un conteo de trivias (T1) que resolveremos al final de ésta crítica.

Situándonos en Brasil y poniéndonos a un Banner solitario y perdido (T2) (Edward Norton en un papel, como siempre, magnífico) que se esfuerza por todos los medios para controlar su ira, mientras intenta adaptarse a la idea de estar en un país del que nada sabe, nada entiende (T3) pero que le ofrece el anonimato perfecto. Sin embargo, ese anonimato se pierde por un evento casual y aquí es donde entra Thadeus “Thunderbolt” Ross (un William Hurt que llena todos los huecos del personaje) para capturar a Banner. Como sabe que no puede hacerlo sólo, incluye a Emil Blonsky (Tim Roth en un papel que convence), un soldado dispuesto a todos los rounds necesarios. A partir de aquí, la cinta nos llevará a una carrera en contra de Blonsky y el Gral. Ross para regresar a Nueva York y encontrar la cura en la que un anónimo Mr. Blue (que, ya entrados en esta dinámica de la trivia, estoy seguro no haber sido el único que pensó en Reed Richards) ha estado trabajando. Para ello, Banner acudirá a Betty Ross (Liv Tyler de quien prefiero no decir nada, aunque tampoco es tan grave su presencia) y todos aquellos que puedan ayudarlo en el camino (T4) para llegar a salvo a NY. (T5, T6 y T7)

Es en este momento donde Leterrier tiene que tomar una decisión para seguir contando esta historia. O se adentra en el conflicto moral/psicológico/personal de Banner o acepta que que todos lo sabemos y, mejor aún, lo entendemos. Afortunadamente, se queda con la segunda idea. Y es aquí donde vemos a un Hulk más creíble (T7), más rudo, más brutal y, a la vez, más cercano a ese Hulk que adoramos en el comic, en el que aún podemos ver pedazos de humanidad (recordemos que la historia es antes del control absoluto que logra Banner sobre su alter-ego) pero que están exclusivamente ligados a la presencia de Betty Ross en el panorama. De destacar dos cosas en torno a esto: la escena en la cueva y la manera en que este nuevo Hulk computarizado logra transmitir emociones, a diferencia del anterior. Leterrier toma la decisión de contarnos, de manera sencilla, la transformación de Emil Blonsky en Abomination y sabemos que el enfrentamiento entre ambos será poco menos que espectacular.

Las actuaciones son como deben ser. Cada uno de los actores (salvo Tyler) está en su personaje y lo convierte en algo real, palpable y sólido. Los efectos especiales están hechos con sumo cuidado y evitando caer en el error de caricaturizar al personaje. De este lado de la pantalla podemos disfrutar las escenas y la persecución en las calles de Nueva York, sentimos la angustia de Banner mientras juega al gato y al ratón no sólo con el ejército, sino consigo mismo y lo que puede llegar a ser. Reconocemos los mejores momentos de un Hulk novato en esto de ser héroe de acción (T9) y nos mordemos las uñas en la espera de que regrese como parte de un equipo (T10) que alguien más comandará y de quien se nos ofrece una suculenta y extraordinaria pista en algún momento de la cinta (T11). La música, sin ser extraordinaria, es buena y puesta en su momento adecuado. Ahora vamos a los juicios absolutos.

¿La recomendaría? Sin duda alguna. Más en este verano plagado de superhéroes y espectacularidad. Pero, además, porque tiene algo de lo que muchas cintas de éste género carece: respeto y devoción por el personaje y por el público. Una vez más, se siente la diferencia de que Marvel sea quien produce esta cinta y no sólo un testigo de lo que alguien hace con una franquicia suya, como en el caso de la cinta anterior o lo que hicieron con Spiderman. Hay la intención de crear arcos y uniones entre sus personajes cinematográficos de la misma manera en que lo hacen, semana a semana, en los comics. Pero, además, se siente una intención de agradecimiento a lo que mantuvo, durante años, la presencia de Hulk en el mainstream del público audiovisual (T12). Es más, no sólo la recomendaría, sino que intentaría animar a todos a que vean Iron Man y, después, vean The Incredible Hulk. Y, si no me creen acerca del respeto, vean la lista de trivia que dejamos aquí y a la que, estoy seguro, le harán falta algunos que se nos hayan escapado.

¿Calificación? 8.

  • T1. El Gral. “Thunderbolt” Ross dice a Blonsky algo como “No se ha visto nada de él en 5 años”. Hace 5 años que se estrenó The Hulk, la cinta de Lee que todos parecen querer olvidar.
  • T2. Mientras Banner camina solo de regreso a su casa, el inolvidable tema The Lonely Man (sí, ese piano melancólico con el que Bill Bixby caminaba en una carretera al final de cada capítulo de la serie The Incredible Hulk) suena en pantalla, regocijando la nostalgia de quienes estamos en la sala con más de 25 años encima.
  • T3. Mientras Banner practica su portugués viendo programas brasileiros, Bill Bixby, quien fue David Bruce Banner en la ya comentada serie, aparece en el televisor en un capítulo de The Courtship of Eddie’s Father.
  • T4. La pizzería donde Banner se queda unos días, es atendida por Paul Soles, actor quien hizo la voz de Bruce Banner en la serie animada de 1966.
  • T5. Además, la pizzería se llama “Stanley’s”, en una clara referencia a Stan Lee, creador del comic y quien, como en todas las cintas de Marvel, hace un cameo de lo más divertido.
  • T6. Lou Ferrigno, quien fuera el actor que hacía a Hulk en la serie, tiene doble participación. Es la voz de Hulk y sale en un pequeño cameo como guardia de seguridad.
  • T7. Hay una especie de pista a quien podría ser un enemigo en una futura entrega: The Leader.
  • T8. Por primera vez, un elemento tan pequeño como la ropa tiene su explicación. Banner aparece con la ropa hecha girones y cada vez que la repone, busca la más grande que encuentra. En una escena alguien le propone unos boxers morados gigantes a manera de guiño al hecho de que en muchos comics y animaciones, Hulk aparece vestido con ese color específicamente.
  • T9. Suena y se ve increíble cuando Hulk, a diferencia de la versión anterior, suelta su frase insignia: Hulk… ¡Smash!
  • T10. Disfruten la última escena. En verdad, vale la pena. Y si en Iron Man vimos a Samuel L. Jackson como Nick Fury, aquí el nombre aparece en los créditos iniciales.
  • T11. Imaginen la sensación cuando alguien menciona algo acerca de un programa de Super Soldado en la Segunda Guerra Mundial.
  • T12. Bruce recibe un paquete a nombre de “David Banner”. En la serie se le cambió el nombre de Bruce Banner a David Bruce Banner.

Saludos,
D

Anuncios

4 comentarios

  1. Ala! Ha sido la crítica más completa que nunca he leído sobre una película de superhéroes. Enhorabuena de verdad y gracias, ya que has descubierto muchos secretos para mi. Nunca fui especial seguidor de la Masa, pero claro que lo conocía, y de vez en cuando veía un capítulo de la serie. Mi hermano tenía además algunos comics en los que aparecía y nunca dejaba de llamarme la atención.
    Aprovecho para dejarte un pequeño juego que estoy haciendo en mi blog:
    http://gadon.wordpress.com/2008/06/18/101-peliculas/
    Te invito a que participes y a que lo cuentes a quien quieras.
    Saludos.


  2. Muy interesante. Que cantidad de guiños hay en la peli. Yo me di cuenta de algunos pero no de tantos!

    Si te interesa mi critica:
    http://manantial.wordpress.com/2008/06/26/critica-el-increible-hulk/


  3. sr carlos y el pelele cuantos a matado con su tropa y el gober de oaxaca atenco chiapas por nombrar algunos y usted no rasga ni un cabello que feo a de ser esto escribir para quedar bien con los del poder federal


  4. concuerod contigo, el pael de liv tyler no encaja dentro de la historia, al parecer ese corte de romanticismo no se lo cree ni el propio protagonista
    eso no quita que liv este muy pero muy buena



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: