h1

Ya que renuncien todos

julio 13, 2008

En el Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce existe la siguiente definición de idiota: Miembro de una vasta y poderosa tribu cuya influencia en los asuntos humanos ha sido siempre dominante. La actividad del Idiota no se limita a ningún campo especial de pensamiento o acción, sino que “satura y regula el todo”. Déjeme explicarle.

Según la Comisión Permanente, el director del CISEN debe dejar su puesto y salir por la puerta de atrás bajo el argumento de que “este órgano legislativo ya no le tiene confianza”. Desde que escuché la nota no he dejado de preguntarme: ¿cuáles son los argumentos? En esta sociedad de la simulación en la que vivimos, basta apenas un rumor o un trascendido para fortalecer la tesis de la condena y arremeter con el ejército de las declaraciones -muchas son ejemplo perfecto de la anestesia mental- en contra de quien resulte responsable, eso sí, con una irresponsabilidad que avergüenza. ¿Teorías? Existen varias, pero no creo que sea coincidencia que el escándalo arranque a días de una consulta ciudadana -de esas que vulneran la participación por su origen maquiavélico, en lugar de su fin democrático- y el análisis legislativo de la reforma energética, con un PRI que se sabe la palanca del sí o el no y que está dispuesto a lo que sea con tal de vender caro su voto. Pero es aquí donde viene el asunto más grave de todos. Si el Congreso le perdió la confianza al CISEN y, por ello, exigen la renuncia de Valdés Castellanos, ¿no sería igual de justo pedirle a los 500 diputados y los 128 senadores que dimitan, se guarden en su casa y hagan cuentas de la parálisis en la que tienen al país con base en sus luchas intestinas del poder por el poder? ¿No sería medianamente correcto exigir a Beltrones, Creel, Navarrete, González Garza y Larios que comiencen a buscar porque para representar los intereses de la ciudadanía han demostrado una brutal ineficacia? Es un tanto peligroso para el desarrollo democrático e institucional de nuestro país que nuestro legislativo esté en manos de personajes que, una vez más, demuestran que lo único que tienen en mente es llevar al país a un nivel de inestabilidad del que, en su imaginación perversa, siempre podrán rescatar unos cuantos votos no con propuestas de cómo avanzar, sino con frases de a quién culpar. Mejor renuncien. Yo lo exijo, lo demando. El problema es que, para ellos, no soy nadie ni nada, sólo soy un ciudadano.

Anuncios

One comment

  1. EXIJO ABSOLUTA Y DETERMINANTEMENTE QUE TODOS LOS 500 INUTILES REPRESENTANTES DEL PUEBLO MEXICANO RENUNCIEN Y SE VAYAN AL OLVIDO………..
    EN NOMBRE DE MEXICO Y DEL ORGULLO NACIONAL.
    INMEDIATAMENTE E IPSO FACTO….



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: