h1

Cinecrítica. WALL – E (Stanton, 2008)

julio 24, 2008

Por: Enrique Lores

Este lunes me escapé al cine a ver Wall-E, la última entrega de Animaciones Pixar en asociación con Walt Disney. Antes de hablarles de la película como tal, quisiera platicar un poco sobre el cortometraje que le precede. Siempre olvido que las películas de Pixar vienen acompañadas de un cortometraje, lo cual es bueno porque siempre me sorprende y lo considero un valor agregado.

Estos cortos son siempre deliciosos, inteligentes y con una simpleza de humor tan escueto que no puedo sino amarlos tanto como a la película a la que preceden, o incluso más (como en el caso de “Buscando a Nemo”, que en lo personal no me gustó aunque el corto que la presenta me parece tierno y divertido.)

¿Quién no se río a carcajadas con “Los Pájaros”, ganador del Oscar al mejor corto animado? ¿Quién no sonrío ante las travesuras inocentes del bebé superhéroe en “El Ataque de Jack Jack”? Los cortos de Pixar son magia pura. En este caso, magia literalmente, pues no pude dejar de reír con un mago que, durante cinco minutos, sufre tremendas peripecias para poder sacar a su travieso conejo del sombrero.

Una vez terminado el corto, la nueva entrada rediseñada de Walt Disney Pictures y Luxo -la famosa lámpara de mesa de Pixar- nos dan la bienvenida a lo que considero una de las mejores historias animadas a computadora que se han realizado hasta la fecha, muy superior a la competencia de este año (una de Kung fu con animales, saben de qué hablo.) Pixar y Disney le sacan a la línea narrativa de los robots el provecho que “Robots (2005)” no pudo ni siquiera entrever.

Empezamos la historia en un mundo apocalíptico que resulta ser el planeta tierra. Las naciones han sido abandonadas, todo el territorio cubierto por tierra y basura. Lo único que queda sobre la faz de la tierra es un robot, Wall-E, que se encarga de recoger la basura, comprimirla en cubos y apilarla. No sabemos cuánto tiempo lleva Wall-E trabajando, pero los cubos de basura se han apilado a la altura de rascacielos.

Todos los días, Wall-E hace su trabajo precisamente como una computadora: sin pensar, sin cuestionarse. No tiene caso seguir limpiando, no hay seres humanos, pero él sigue trabajando, cumpliendo con su programa. Sin embargo, tiene una casa en la que se protege de la arena, un especie de tráiler en donde guarda la basura que él considera valiosa, como bombillas eléctricas, osos de peluche e incluso partes de sí mismo para poderse reparar de vez en cuando.

La vida de Wall-E se ve trastornada cuando una robot mucho más moderna que él, llamada E.V.A, llega al planeta en búsqueda de algún ser vivo (especialmente alguna planta.) Al principio desconfía de Wall-E, pero poco a poco él va ganando su confianza.

Durante la primera media hora la película prácticamente no tiene diálogos. Vemos a Wall-E haciendo su trabajo y todo lo que tenemos son sus emociones, comunicadas maravillosamente por medio de la mirada y su relación de amistad con una cucaracha. Los brillantes animadores de Pixar mantienen la atención del público durante 30 minutos sobre un robot sin necesidad de diálogos o conflicto alguno. Como lo mencioné hace unas semanas en mi crítica de “Persépolis”, ESO es lo que hace a un buen animador. La humanidad que tiene Wall-E dentro de su robótica y aparente incapacidad de mostrar sentimientos basta para besarle los pies a los creativos de este filme.

Pero después de esa media hora de ver a Wall-E prácticamente solo en la tierra (digo prácticamente porque en cierto momento E.V.A queda en un estado de “suspensión” que deja a Wall-E llevándola de un lado a otro sin verdadera interacción directa con ella), el director del filme nos lleva a donde se encuentran los seres humanos: Un elegante crucero espacial a bordo del “Axioma”, una gigantesca nave en donde los seres humanos viven bajo una depresiva dependencia de las máquinas, yendo de un lado a otro en sillas que les evitan la pena de tener que caminar, con pantallas que les evitan la molestia de la interacción humana directa y comida líquida que los ayuda a no tener que masticar.Ya en el “Axioma” Wall-E vive aventuras que mantendrán al espectador atento y con una sonrisa (o una carcajada) en los labios.

La película tiene un desarrollo común y un final predecible, pero el valor no está ahí, sino en la profunda crítica del ser humano como plaga destructora de su propio ambiente, de su propio mundo. El filme es un grito de advertencia para que cuidemos nuestro planeta. Además, resulta también una queja ante el sedentarismo humano y la dependencia cada vez mayor hacia las máquinas y las computadoras. Un señalamiento directo, sobresaliente y sin tapujos a la manera en la que los sistemas de “conocer amigos” por medio de la computadora están alejando al ser humano de interactuar con su prójimo antes de acercarlo, como dichas comunidades virtuales tanto lo presumen.

Wall-E no sólo tiene la calidad visual que todas las películas de Pixar/Disney nos han venido ofreciendo desde “Toy Story”, es además de eso divertida, analítica y disfrutable tanto padres como para hijos. Ambos públicos encontrarán en ella algo que amar y no habrá un segundo en que estén aburridos. Mi consejo es que vayan a verla pronto, porque dudo que se mantenga en las salas cinematográficas por mucho tiempo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Tienes mucha razón, la película está magistralmente fabricada; rompe con el paradigma de que el no tener diálogos la hace aburrida y tediosa, sino todo lo contrario, creo que en ausencia del diálogo el espectador se mete más a la película, observa con detalle y se percata del más mínimo detalle con el afán de encontarle un significado individual y especial. El humor y la ternura de la película la hacen sumamente recomendable e inolvidable.


  2. hola esta pelicula me gusta mucho q las demas…. pero lo nueno q eva revive a wall.e eso fue bonito


  3. Me gusto mucho la critica, ademas de la pelicula, eso de hacer una pelicula sin dialogos y para nada aburrida meparece una maravilla por parte de los creadores, sin olvidar el valioso mensaje para cuidar el medio ambiente, por eso me gusta wall-e una de las mejores peliculas animadas por parte de pixar y disney…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: