h1

Diabetes… ¿Cómo reducir el riesgo?

agosto 4, 2008

Por: Dra. Gabriela Gutiérrez Salmeán

Seguramente has escuchado acerca de la diabetes. Cada vez aumenta más el número de personas con este padecimiento. En México, es una de las primeras causas de mortalidad. El problema es que la diabetes es una enfermedad que es frecuentemente desatendida, lo cual puede conducir a serias complicaciones como cardiopatías, ceguera, gangrena, amputaciones y alteraciones renales.

La buena noticia es que hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir esta enfermedad o reducir sus complicaciones. A continuación se presentan algunos puntos importantes.

EXISTEN DIFERENTES TIPOS DE DIABETES

Diabetes Tipo 1

Ocurre cuando el páncreas de una persona produce nada o pocas cantidades de insulina y, a menudo, se diagnostica durante la infancia.

Sólo el 5-10% de las personas con diabetes tienen este tipo. Estos individuos requieren insulina exógena (a manera de inyecciones). No existen muchas opciones para prevenir este tipo de diabetes, ya que se trata de una alteración genética.

Diabetes Gestacional

Ocurre durante el embarazo y afecta al 3-4% de las mujeres embarazadas. La mujer con diabetes gestacional no produce la insulina suficiente o su cuerpo es incapaz de usarla de manera adecuada.

A pesar de que normalmente se maneja con dieta y ejercicio, algunas mujeres pueden necesitar tratamiento con insulina. Esta tipo de diabetes desaparece una vez que el bebé ha nacido; pero tanto el bebé como la madre tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en etapas posteriores de la vida.

Diabetes Tipo 2

Se presenta cuando el páncreas produce insulina pero el cuerpo no la puede usar adecuadamente, o la cantidad de insulina que se produce es muy poco y -por tanto- no tiene un efecto importante en el organismo. Usualmente se presenta en adultos mayores de 40 años, pero actualmente comienza a presentarse en etapas más tempranas (desde niños en etapa escolar o adolescentes).

Del 90-95% de las personas con diabetes tienen tipo 2. Este tipo puede manejarse habitualmente haciendo cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio), pero a veces se necesitan pastillas o inyecciones de insulina.  Para este tipo de diabetes existen varias estrategias de prevención y tratamiento.

FACTORES DE RIESGO O SEÑALES DE ALERTA

  • Tener 40 años o más
  • Tener antecedentes familiares de diabetes (padre, hermano, abuelo)
  • Presentar sobrepeso u obesidad (principalmente abdominal)
  • Sedentarismo (no hacer ejercicio)
  • Razas con mayor predisposición: aborigen, latinoamericano, asiático, africano
  • Tener un bebé con un peso al nacer mayor a 4 kg. o historia de diabetes gestacional
  • Presentar intolerancia a la glucosa o glucosa en ayuno elevada
  • Tener altos niveles de colesterol y/o hipertensión arterial

¿QUÉ PUEDO HACER?

A pesar de que muchos de los factores anteriores no se pueden controlar (raza, edad, antecedentes familiares), existen factores de riesgo importantes que se pueden controlar. Las investigaciones han mostrado que hasta el más pequeño cambio orientado a un estilo de vida más saludable puede hacer grandes cosas en la prevención y retraso de la diabetes tipo 2.

Esto involucra, principalmente tener una dieta correcta y realizar actividad física diario: en general, un estilo de vida saludable.

¿CÓMO SÉ SI TENGO DIABETES?

  • Algunos síntomas de los que hay que estar al pendiente son:
  • Polidispsia (mucha sed)
  • Polifagia (mucha hambre)
  • Poliuria (orinar frecuente)
  • Pérdida de peso inesperada
  • Visión borrosa
  • Falta de sensibilidad o cosquilleo en manos y/o pies
  • Fatiga extrema, falta de energía
  • Infecciones frecuentes
  • Proceso de cicatrización lento
  • Si tienes 40 o más años, tienes mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, por lo que es recomendable hacerte un examen al menos cada tres años.
  • Si tienes algunos síntomas, debes examinarte más seguido (sin importar la edad).

DIETA CORRECTA

Todos los alimentos se incluyen en una dieta correcta. Es el patrón general el que determina si una alimentación es o no saludable: no es un alimento en específico, ni una comida ni la alimentación de un solo día.

  • Disfruta comer adecuadamente.  Recuerda tomarte tu tiempo para comer y compartir con tus seres queridos.
  • Lleva una dieta variada. Pregunta por los alimentos que puedes “intercambiar” o alimentos equivalentes.
  • Tu dieta debe ser completa. Es decir, debes incluir alimentos de todos los grupos en cada una de las comidas fuertes del día.
  • Aprende y escucha a tu organismo. Come cuando tengas hambre; detente cuando estés satisfecho. Si no te sientes a gusto, ¡probablemente has comido demasiado!
  • Enfatiza tu consumo de cereales integrales, verduras y frutas frescas.
  • Prefiere lácteos bajos en grasa, carnes magras y platillos con poca o nada de grasa.
  • Limita tu consumo de sal, alcohol y cafeína.

¡MUÉVETE!

¿Crees que ser físicamente activo requiere de mucho esfuerzo y tiempo? Aquí encontrarás algunos consejos:

  • Hacer tu jardín, bailar, caminar o jugar con tus hijos son formas de disfrutar ser más activo.
  • Nunca es demasiado tarde para empezar. Comienza poco a poco y ve incrementando hasta realizar 30 minutos de actividad física a vigorosa diariamente.
  • Ser activo no significa tener que ir a un gimnasio o tomar clases especiales. Existen muchas formas: ¡intenta varias y elige la que más te guste!
  • Cada pequeña cosa cuenta: estaciona tu coche más lejos y camina a donde vayas y/o ve por las escaleras más a menudo.
  • Puedes distribuir tu ejercicio durante el día: 10 minutos tres veces al día.

ENTONCES…

Una dieta correcta y el ejercicio  rutinario pueden ayudarte a sentir más enérgico, menos estresado y bien contigo mismo. Juntos, contribuyen a una mejor salud general y pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de diabetes y otras enfermedades.

¡Considera los beneficios que tendrás!

Anuncios

One comment

  1. Gracias por la información de diabétis, está muy interesante y completo. un saludo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: