h1

Golf. Cero y Van Dos

agosto 13, 2008

Por: Karla Villegas

Sergio García debió sentir que era un déjà vu mientras veía como Padraig Harrington volvía a sepultar sus esperanzas de ganar un major. Hace un año en el Open Championship, el español tenía todo para hacerse con el triunfo, pero el impecable juego del irlandés llevó el evento a un playoff, en el que la balanza se inclinó a favor de Paddy.

El último grande de la agenda del PGA Tour quizá no fue el más emocionante del año, pero dejo en claro que Padraig Harrington quiere ser uno de los protagonistas del golf mundial.

Su nombre ha sonado mucho, la razón no es una lesión y mucho menos un escándalo, resulta que Harrington se ha convertido en el jugador que mayor provecho le ha sacado a la ausencia de Woods. Para empezar, vino de atrás para derrotar a un imparable Greg Norman en el Open Championship, situación que le permitió defender su título. El pasado fin de semana, el irlandés dejó en el paso al español Sergio García, quien ha buscado por todos los medios hacerse de su primer torneo de Grand Slam.

Con su victoria, Paddy se convirtió en el primer europeo en ganar el PGA Championship, desde que el escocés Tommy Armour hizo lo propio hace 78 años. Por si fuera poco, este triunfo no sólo le valió su segundo major de manera consecutiva, sino que le dio la posibilidad de alardear que ha ganado tres de los últimos seis grandes que ha disputado.

Sus primeras dos rondas en el PGA Championship fueron flojas, en especial la segunda en la que se tuvo que conformar con un 74, cuatro arriba de par. El sábado se presentó al Oakland Hills Country Club con un acumulado de +5, lo que hizo pensar que sus esperanzas habían terminado. Sin embargo, un 66 lo colocó cerca de los líderes, entre ellos Ben Curtis y Sergio García.

En la cuarta vuelta, Padraig superó la presión y los nervios como los grandes, tiró su segundo 66 del torneo y cerró sus últimos tres hoyos con par-birdie-par para asegurarse el título y un cheque por $1’350,000 dólares. Más allá del éxito y la gloria, del dinero y los trofeos, la actuación de Harrington mandó tres mensajes:

  • La experiencia suele imponerse a la juventud.
  • Está mostrando el mejor juego de la PGA, desde la ausencia de Tiger.
  • Semana tras semana se acerca peligrosamente al puesto #2 de los World Rankings, perteneciente al estadounidense, Phil Mickelson.

Personalmente, me encantaría que Padraig mantuviera este paso hasta que Woods regrese, si bien es casi imposible que le quite el sitio de honor en el ranking mundial, sería muy interesante ver a un nuevo rival en escena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: