h1

Salud. Nutrición y Salud Dental. 2da Parte

agosto 19, 2008

Por: Dra. Gabriela Gutiérrez Salmeán

Seguimos con la entrega de la salud dental y la relación nutricional que tiene la prevención y el cuidado. Ya habíamos comentado en la entrega anterior acerca de los factores nutricionales de la salud dental, así como los factores que afectan la cariogenicidad. Ahora nos adentraremos en dos de los padecimientos más comunes dentro de los problemas de salud dental, cómo prevenirlos y cómo cuidarlos.

ENFERMEDAD PERIODONTAL

Se refiere a la inflamación de las encías, al tiempo que se destruye el mecanismo de “agarre” del diente y puede resultar en la pérdida de la pieza dental.

Esta enfermedad se presenta como consecuencia de la placa dentobacteriana.

Las bacterias producen toxinas que van desgastando al diente hasta su pérdida. Los factores que actúan como defensa ante el desarrollo de placa son: higiene oral, un buen sistema inmune y una nutrición adecuada.

Los mecanismos de defensa tanto de las encías como de la saliva, están influidos por el estado nutricio y la dieta.

Cuidado Nutricional

La deficiencia de vitamina C, folatos y zinc incrementan la permeabilidad de la barrera gingival (es decir, hacen a la encía más susceptible a la infección por bacterias) e incrementan la posibilidad de desarrollar una enfermedad periodontal.

También son importantes el calcio y la vitamina D, ya que su deficiencia hace al diente “menos fuerte”, por lo que es más fácil que se pierda.

PERDIDA DE PIEZAS DENTALES

La pérdida del diente y el uso de prótesis removibles tienen un impacto significativo en la dieta, la masticación y adecuación nutricional.

Cuando hay problemas en la masticación como resultado de la pérdida parcial o total de dientes, tiende a disminuir el consumo de cereales integrales, frutas y verduras. Esto resulta en un consumo inadecuado de fibra, vitamina C y A, entre otros nutrimentos. La dieta también tiende a ser más reducida, haciendo que la persona no cubra sus requerimientos energéticos, de proteína, vitamínicos, etc., por lo que puede deteriorarse el estado nutricio.

Cuidado Nutricional

Ante esta problemática, la solución es adecuar la consistencia de la dieta, de manera que se minimice la necesidad de masticar y morder alimentos muy duros:

  • Cocer frutas y verduras para hacerlas más suaves
  • Cortar los alimentos en piezas pequeñas para evitar la necesidad de morderlos
  • Cortar verduras y carnes perpendicularmente al sentido de las fibras
  • Evitar alimentos de consistencia “chiclosa” como pan blanco, caramelos, chiclosos, bombones
Anuncios

One comment

  1. Nutricion y salud dental http://bit.ly/2l3HABc



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: