h1

Golf. Última Oportunidad

septiembre 18, 2008

Por: Karla Villegas Gama

El pasado 10 de septiembre se llevó a cabo una conferencia de prensa en la Ciudad de México para presentar, de manera formal, el Lorena Ochoa Invitational. Se trata del tercer torneo de la LPGA que se celebrará en nuestro país y, a diferencia de los otros dos, tiene garantizada la asistencia de las mejores exponentes del golf mundial del 13 al 16 de noviembre en el Guadalajara Country Club.

La mecánica de selección es la siguiente:

  • 5 primeras de los Rolex World Ranking: en este rubro no importa el tour al que pertenezcan las jugadoras.
  • 26 mejores del Money List 2008: sólo acceden golfistas de la LPGA.
  • 5 invitadas: la mejor latinoamericana -la colombiana Marisa Baena-, la mejor mexicana -Sophia Sheridan por su desempeño en la Futures- y tres jugadoras más.

De esta manera el field quedará conformado por 36 jugadoras, 31 de las cuales serán, sin lugar a dudas, la crema y nata del deporte. La bolsa del Lorena Ochoa Invitational asciende a un millón de dólares, del que la ganadora se hará acreedora a 220,000 billetes verdes.

El evento es traído por Banamex y operará sin excusa ni pretexto durante el periodo 2008-2013, pues así lo establece el contrato firmado por Ochoa Sports Management y la LPGA.

La gran sorpresa será la aparición de Annika Sörenstam quien había asegurado en julio de este año -durante los Ixtapa Skins- que no haría el viaje a Guadalajara, situación que dejó helados a los organizadores, pues la rivalidad que ha nacido entre la sueca y la mexicana ha dado mucho de que hablar, especialmente si se considera que Ochoa nunca ha podido derrotar a Sörenstam en suelo azteca.

Esta será la última vez que ambas se encuentren cara a cara en nuestro país en un evento oficial, hay que recordar que Annika está a escasos tres meses de retirarse, por lo que una victoria en casa no le caería nada mal a Lorena. Ochoa sabe que no sólo se trata de jugar en México, sino también de hacerlo en el Guadalajara Country Club, que es nada más y nada menos que el campo en el que inició su carrera hace ya más de 20 años.

Jugar en una cancha que le es familiar es un arma de doble filo, pues así como le brinda la oportunidad de tomar ventaja, también la obliga, de cierta manera, a hacer un buen papel, sin olvidar a los cientos o miles de fans que se darán cita para ver a la mejor jugadora del mundo, y que en muchas ocasiones no siguen el código de etiqueta establecido, léase:

  1. Celular prendido, con el éxito del momento como timbre, con el volumen más alto y que curiosamente suena cuando alguna jugadora va a pegarle a la bola.
  2. La clásica alerta del Nextel, que por supuesto es del amigo que no pudo asistir porque anda de shopping en Miami.
  3. La cámara fotográfica que hace, literalmente, “click” cuando se aprieta el botón para capturar una imagen.
  4. El autógrafo a media ronda, mientras la jugadora va del green al tee box del siguiente hoyo.
  5. La típica camaradería mexicana: chisme, “bisnes” o recuento de los daños de la noche anterior, es tradicional e irrita a cuanta jugadora tenga que hacerle frente.
  6. Los movimientos compulsivos e innecesarios de la galería cuando la jugadora está alineando un putt, practicando su swing, o si Lorena ha finalizado su tiro.

La lista es inmensa y si bien es una desventaja para todas, definitivamente es más incómoda para quienes juegan en el grupo de la mexicana. Como es de esperarse, su threesome suele ser el más concurrido y el más difícil de controlar. Es por eso que la precisión durante las primeras dos rondas es inminente, ya que mucha gente trabaja y los niños asisten a la escuela, las galerías no son tan numerosas y la organización es mucho más acertada.

Finalmente, Ochoa requiere hacer ajustes en el putt y el swing, pues ambos han mostrado inconsistencias, lo que se ha traducido en una sequía de victorias de cuatro meses. De hecho, le quedan alrededor de seis torneos para afinar su juego y volver al círculo de ganadoras, lo que le brindaría muchísima confianza, especialmente si lo consigue una o dos semanas antes de su torneo.

Las rapiditas…

¡Adiós Morelia!: que conste que nada tiene que ver con los atentados del lunes… resulta que hay un fuerte rumor sobre la salida de otro evento de la agenda de la LPGA. Al parecer el Corona Championship, celebrado en la capital michoacana desde 2005, dejará de figurar en el calendario a partir del próximo año ¿la razón?… el field no es nada fuerte, la bolsa es de las más bajas del calendario y, honestamente, caminar el campo dificulta muchísimo el seguimiento de las jugadoras.

Ryder Cup: este año regresa la reconocida competencia entre Estados Unidos y Europa. El formato del juego es match play dividido en ocho foursomes, ocho fourballs y 12 singles. Cada selectivo cuenta con los mejores 12 golfistas de cada región. El ganador de cada evento le da a su bando un punto y 1/2 fracción si hay empate después de 18 hoyos. La gran ausencia será Tiger Woods, sin embargo, declaró que estará disponible vía telefónica para cualquier consejo que necesite el equipo norteamericano. Los detalles y análisis podrán revisarlos aquí la próxima semana.

Michelle Wie: esta semana se está llevando a cabo el Q-School de la LPGA, de donde saldrá la camada de novatas para la temporada del año entrante. A pesar de las especulaciones la “niña prodigio” está compitiendo en dicho torneo con la esperanza de conseguir un lugarcito en la gira… al parecer la hawaiana por fin se dio cuenta de que competir en eventos de la PGA y no pasar ningún corte no le sienta nada bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: