h1

Cinecrítica. Arráncame la Vida (Sneider, 2008)

noviembre 5, 2008

Nos tardamos en ver Arráncame la Vida, la cinta que se fue a la ronda de preselección de los Óscares para la categoría de Mejor Película Extranjera. El libro hace ya varios días que les dejamos la opinión y hoy nos damos a la tarea de contarles lo que pensamos de esta cinta que se presentó como “la cinta mexicana del año”. Y llegamos a la conclusión de que ser una película que nace de un libro exitoso no debe ser nada facil. Hay que superar las expectativas de todo tipo de público. Por un lado, los grandes puritanos literarios que nunca pueden quedar enteramente satisfechos con lo que se haga en la pantalla y que no terminan de entender que son dos lenguajes totalmente distintos. Luego están los fanáticos del libro que aman ciertas escenas y que quieren ver, como sea, esos momentos -en ocasiones intrascendentes para la historia en general- plasmados en el celuloide. Y, por último, el público en general que no ha leído el libro y que sólo tienen dos horas para verse atrapados por una historia que nunca -a menos que lean el libro- alcanzarán a ver en su totalidad. Así que, antes de seguir leyendo, habría que preguntar: ¿qué clase de público eres?

arrancamelavidaTengo que confesar que soy de la segunda clase de público. Me atrapan ciertas escenas de los libros que, cuando la obra es llevada a la pantalla grande, muchas veces no alcanzan el corte de la última versión o, peor aún, ni siquiera son consideradas en el guión inicial. Me pasó, por ejemplo, con The Lord of the Rings en la que quería ver la escena de los Túmulos y el renacimiento de los héroes en su pureza como preparación para enfrentarse al mal y a las sombras. Y con Arráncame la Vida intenté no crearme la expectativa de ciertas escenas y, por un lado, creo que me funcionó. Sin embargo, no todo es bello. Porque parece que Robert Sneider decidió también sin sentimientos y sin vida la selección de escenas que terminaría en la versión cinematográfica. ¿A qué me refiero? Uno de los graves problemas de quien se avienta a adaptar un libro exitoso sin ponerle vida a la obra es que tiende a parecer un sorteo de páginas y escenas sin importancia ni hilo conductor puestas al azar para llenar el pietaje de la película. Eso me pasó en esta ocasión. Toda la profundidad de los personajes y de lo que los lleva a convertirse en lo que son se pierde en una adaptación sin alma. No se siente la transformación de la Catalina infantil que se enamoró de Ascencio por la admiración a la Catalina que perdió el sabor del amor hasta encontrar a Carlos. Catalina, como eje conductor de la historia, cojea de ambas piernas al aparecer en pantalla para, simplemente, relatarnos una serie de anécdotas a través de 15 años de su vida. ¿Y ese desencanto de Andrés tras entender quién y qué era? ¿Y esa devoción que, a pesar de todo, siempre le tuvo al General? ¿Y ese cinismo inocente que se convierte en desfachatez cuando comprende los movimientos dentro de la mente de Ascencio y cómo adaptarlos a su conveniencia? ¿Y esa inocencia que, tras creer eliminada, se descubre oculta debajo del dolor y que explota a la primera caricia de Vives? Todo eso no está. Sólo vemos una serie de escenas puestas de manera cronológica y sin una conducción sentimental más allá de que es la misma voz la que nos lo cuenta.

catalinavives_1024x768En el tema visual, uno no puede evitar hacer una pregunta. ¿Dónde están los más de 60 millones de pesos gastados en la cinta? El vestuario no es algo más allá de lo extraordinario como podríamos esperar. Y la dirección de arte tampoco es estruendosa con un exceso de interiores y tomas cerradas para, quizá, evitar muchos conflictos de ambientación. No me malentiendan. No estoy diciendo que sea un mal vestuario o una dirección de arte pobre. Simplemente no se nota el dinero en la pantalla. Eso sí. Hay que aplaudir una cosa. El audio es bastante bueno, cosa que, desgraciadamente, no suele ser una constante en el cine mexicano. No creo, sin embargo, que tenga las cualidades técnicas para competir en la ceremonia más importante de entrega de premios del séptimo arte.

Vamos a las actuaciones. Ana Claudia Talancón está sosa, sin chiste, sin talento. Parecería que sufrimos de una carencia en cuanto a actrices se refiere, pero es lamentable verla en pantalla cuando sabemos que, con un poquito de búsqueda más de fondo, hay mucho mejor talento en nuestro cine que el que Ana Claudia posee. Su presencia se debe a esta necedad de taquilla que los productores creen que resolverán porque su nombre se hizo grande con El Crimen del Padre Amaro. Pero se olvidan que de eso hace ya varios años. El único mérito de su actuación es su rostro de inocencia que viene bien con el personaje pero que, para desgracia del personaje y la cinta, no cambia conforme avanzan los minutos. Para explicarme: no le creo nada. No hay manera de que me convenza que ella es Catalina Guzmán de Ascencio. Durante toda la cinta sentí a Ana Claudia fuera de papel, con una dirección actoral bastante perdida y que sólo explota en la última escena de la cinta. Algo similar a lo que pasó con Orlando Bloom en Pirates of the Caribbean en la que necesitó de tres películas para, al final, tras la muerte de Davy Jones, convencernos de que sabía en qué época estaba viviendo, de qué manera y bajo qué profesión. Y, ¿saben algo? No quiero aventarme casi dos horas para que me convenzan de algo. Me gusta que lo hagan de inmediato.Ahí es donde falla la dirección de Roberto Sneider.Por su parte, José María de Tavira está en su papel, aunque desangelado. Pero no por él, sino por un guión pobremente escrito que no le alimenta al personaje lo que debería. Carlos Vives es la válvula de escape de esta cinta, el factor de desahogo de todo el conflicto y lo que permitirá que Catalina entienda lo que es la vida en su justa dimensión y lo que puede lograr tras el final. Vaya, Vives es la esperanza renacida en el personaje de Catalina de que puede haber algo más que las paredes de Ascencio y el temor a la jaula de oro. ¿Dónde está eso? Vives, en la película, es simplemente el amante, la locura, el amor fugaz sin que entendamos el por qué lo es y cómo puede meterse tan brutalmente en la vida de los Ascencio. Se de buena fuente que, por bastante tiempo, de Tavira estuvo junto a directores de orquesta para empaparse en su papel y lograr ser convincente. Y sí, como músico está fenomenal, sus diálogos y sus movimientos son únicos e irrepetibles. Pero no es al músico al que queremos ver. Es al amante, al creador de toda la explosión, al fuego vivo que arde en Catalina. Y, para eso, no necesitaba directores de orquesta, sino un director de actores que supiera lo que debía transmitir el personaje.vives_1024x768
Sin embargo, no todo es malo. Sneider le da libertad o dirige muy bien a Daniel Gimenez Cacho. Y es que Andrés Ascencio está fenomenal. Se nota un estudio del personaje profundo que se sobrepone a los huecos en el guión y a la falta de desarrollo cinematográfico del mismo. Gimenez Cacho está aquí en el mejor papel de su carrera y logra que la cinta se convierta en algo medianamente soportable. A pesar de un guión que, una vez más, abusa de los “pinches”, “puto”, “cogida”, “chingar”, “pendejos”, el personaje se define como el cínico incurable que es. No llega, sin embargo, a crear todo este marco de poder desmedido e inalcanzable que se logra con la novela, detrás del mito y el aura de la corrupción de una política posrevolucionaria. Pero tampoco se logra entender el por qué de su matrimonio con Catalina. La película no alcanza a envolver esa devoción mutua de los personajes. Porque Andrés también sabe que en Catalina halló una piedra invaluable, una cómplice inteligente, una compañera que sabe pensar y no sólo ser decoración de casa o elemento de cama. Y es donde se repite y se vuelve a sentir el vacío de Sneider en la adaptación.

En resúmen, Arráncame la Vida es una película que no merece llegar al Oscar y que está sobrevaluada por el simple hecho de que, en su desmedida ambición y pretensión soberbia, salió con las intenciones de romper records de audiencias y de copias en exhibición. Pero romper récords no siempre significa que sea bueno el producto.

ascencio_1024x768Calificación: 5
Recomendación: Si la alcanzan en cine y de plano no tienen nada que ver, háganlo en miércoles de 2 x 1. Pero mejor esperen a que la pasen en SKY o a encontrarla de promoción en Blockbuster. Eso sí, veánla sin expectativas.

Anuncios

4 comentarios

  1. Gracias!!! 🙂


  2. Otra opción a tu recomendación es comprar una copia pirata de 15 pesos en el mercado de abastos y disfrutar a Ana Claudia Talancón cuantas veces queramos, esque a lo mejor su actuación es mala pero para mi fue todo un deleite y un agasajo verla en esta cinta.

    Por cierto soy de los de la tercera categoría, el público en general que no leyó el libro y solo tiene dos horas para ver la película, o sea del montón, de la mayoría, del vulgo pues, sin embargo lo rescatable de tu crítica es tu recomendación a leer el libro para poder entender completamente a los personajes y ya me voy porque lo voy a buscar en formato electronico con Ares porque para comprarlo ta cañón en estos días de crisis.


  3. Hola!

    ¿Saben que José María de Tavira es el protagonista del nuevo cortometraje AMAR A MORIR? ahí personifica a Alejandro Vizcaíno y su vida está por dar un importante giro a raíz de un brusco acontecimiento

    UNA HISTORIA DE AMOR, LLENA DE ACCIÓN Y AVENTURA

    Alejandro Vizcaíno, hijo de un importante empresario de la ciudad de México y Rosa, nativa de un pueblo playero en las costas de Michoacán, se enamoran profundamente desde el primer minuto que se ven.

    Se conocen en el paraíso, pero todo paraíso tiene sus serpientes. Rosa y Alejandro luchan por su amor y por la libertad de sus pasados, en un ambiente de surfing, narcotraficantes, aventura y más.

    ¿Sobrevivirán para estar juntos?

    Una historia de amor, situada en el México rural donde la playa encuentra a la selva y al México moderno del poder y la riqueza.
    http://www.amaramorir.com
    http://www.myspace.com/amaramorir
    http://es-la.facebook.com/pages/Amar-a-Morir/39260898976
    http://amaramorir.hi5.com
    http://www.youtube.com/user/amaramorir


  4. yo primero leí el libro y me encantó, mastretta es una mis autoras favoritas de novelas. se me hizo muy parecido a mi opinión sobre la adaptación de la novela al cine de “arráncame la vida”, me parece que te extendiste demasiado para decir que es mejor comprarla pirata a verla en el cine, y sí es verdad. también me recuerda que coincido enq ue es una adaptación vacía y sin el pilar de la historia un total fracaso, ana claudia, es patética como catalina, nada que ver con el personaje de la novela. catalina es una mujer sentimental pero muy inteligente y la que interpreta ana claudia es una mujer sosa y hasta parece holgazana, se la comía entera gimenez cacho como el general, ya por último también no pude creer que fuera la película más cara de la historia del cine en méxico, no es creíble. solo tengo una discrepancia con tu comentario de las groserías. en la novela se dicen muchas majaderías lo cual no es malo porque forma parte del espíritu de la obra, como dice en un diálogo catalina: ¿de cuando acá nos vamos a volver finos?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: