h1

Libros. Muere Michael Crichton. 1ra Parte

noviembre 7, 2008

Por: Enrique Lores img_1003

Este 4 de noviembre de 2008, mientras los norteamericanos salían de sus casas para votar por su próximo presidente, el escritor Michael Crichton moría a los sesenta y seis años, luego de una ardua lucha contra el cáncer. Como fanático de las novelas de este escritor, puedo asegurar que ha sido una gran pérdida para el mundo de la literatura de entretenimiento. Padre del tecno-thriller, su obra seguirá influyendo a muchas generaciones por venir.

crichtonUtilizaré los títulos en ambos idiomas por si alguien quiere conseguirlas en español. Como es común, las traducciones de sus títulos no siempre son respetadas y, en ocasiones, están fuera de toda lógica.

Empezó su carrera literaria con “La Amenaza de Andrómeda” (The Andromeda Strain) una novela sobre un terrible virus que llega del espacio exterior. Contratan a un grupo de expertos para que descubran qué diantres sucedió en un pueblo en el que fallecieron todos excepto un bebé y un anciano. ¿Qué mató a toda esa gente? ¿Por qué el anciano y el bebé sobrevivieron a la catástrofe? Es una novela en la que Crichton ya despliega lo que sería su estilo por muchos años y en la que no faltan emociones, aunque el texto se inclina más hacia la exposición científica que el entretenimiento.

“La Amenaza de Andromeda” fue adaptada para el cine en 1966, dirigida por Robert Wise. Recientemente, volvió a ser adaptada como una miniserie de televisión dirigida por Mike Salomon que cuenta con Benjamín Bratt como protagonista. No he tenido la oportunidad de disfrutar de ninguna de estas dos adaptaciones, aunque quien lea la novela encontrará que es atemporal y creíble tanto si la representamos en los años sesenta o en nuestros días.

9780060541811_andromedaLa historia detrás de esa novela es curiosa. Crichton pensó primero en el título y se le hizo tan creativo y llamativo, que luego tuvo que escribir una novela para éste. La publicación de “La Amenaza de Andrómeda” sería el primer éxito en una carrera de premios, polémica y bestsellers.

Años después escribió “El Hombre Terminal” (Terminal Man), una historia sobre el intento que un grupo de científicos hace por curar a un hombre que, después de un accidente, sufre de severo daño cerebral. Lo tratan por medio de electrodos en los centros de placer en el cerebro. La intención es que se detengan sus ataques de violencia, pero esto es un tecno-thriller, obvio las cosas no salen nada bien y el muchacho aprende a controlar la energía de los electrodos… nada bueno, en menos de una semana se convierte en un peligroso asesino y corresponde a la policía y los científicos que lo usaron de conejillo de indias el darle caza.

Esta obra también llegó al cine, dirigida por Mike Hodges y con George Segal como el peligroso asesino. No he visto la película, pero la obra es, de nuevo, una larga exposición de tecnología computarizada y medicina. Incluso hay una escena en donde se hace la descripción completa de una cirugía. ¿Demasiada exposición científica? ¡Pues claro, Crichton antes de ser escritor era médico titulado de la Univerdidad de Hardvard! Y no es el trabajo que más profundiza en el quehacer médico, su famosa serie “Emergencias” (E.R.) es quizá un mejor ejemplo de lo mucho que amaba el tratamiento médico, aunque él no haya dado su vida por esta disciplina (creo que le gustaba más cocinar, su siempre adorado hobbie.)

n1946Su tercera novela se alejó bastante no sólo de la medicina y la tecnología, sino de la época actual en general. “El Robo al Tren del Dinero” (The Great Train Robbery) nos cuenta la historia de dos maleantes de la Inglaterra victoriana que deciden asaltar un tren en movimiento. Pero no cualquier tren, sino aquél que trae el cargamento de oro para financiar la guerra de Crimea.

Crichton se basó en una historia de la vida real y su personaje principal, Edward Pierce, es una delicia para los lectores. La novela es bastante emocionante y se mueve con velocidad (el capítulo más largo tendrá unas diez páginas, aproximadamente.) El final es inesperado, convincente y hace que el lector deje el libro con una sonrisota en la cara. La película no le hace nada de justicia al libro, aunque contratar a Sean Connery y Donald Sutherland para los papeles protagónicos fue una elección maravillosa del director. ¿Quién es el director? Nadie más ni nadie menos que el mismísimo Michael Crichton (de ahí que el casting sea tan bueno.)

Porque el muchacho, no contento con ser escritor, guionista y médico, decidió que era buena idea ser director de cine. Aunque no trabajó mucho en este rubro, podemos encontrar varias películas en su haber (siete en total), incluyendo “Runaway.” Si hacen un esfuerzo la recordarán del canal cinco, con Tom Selleck disparándole a robotitos malvados…

n24156Después escribió un libro que me parece fabuloso, un análisis sobre la creatividad y la naturaleza humana, rodeada, otra vez, de todos los monstruos tecnológicos que nos podamos imaginar. “La Esfera” (Sphere) es una de las peores adaptaciones que se ha hecho de Crichton al cine. Sí, es una película con un reparto de primera (Samuel L. Jackson, Dustin Hofman, Sharon Stone y Peter Coyote) y la dirección de un hombre respetado (Barry Levinson). Sin embargo, la película termina siendo un típico caso de “adaptamos lo menos interesante y dejamos lo mejor del libro fuera del guión.”

En “Esfera“, Crichton juega con nosotros. Empezamos pensando que será una película sobre viajes en el tiempo, pero en una vuelta de tuerca resulta el descubrimiento de una esfera misteriosa que sólo se abre para algunos. Lo que sucede dentro de la esfera y el poder que la esfera da a aquellos que se internan en ella logran uno de los mejores análisis de la naturaleza humana, la creatividad y la imaginación que haya visto yo plasmada en una novela de entretenimiento.

Termino la primera parte de este tributo con “Congo“, una novela que también llegó con fuerza al cine, con un director aclamado (Frank Marshall) y un casting de actores de renombre (Laura Linney, Ernie Hudson y Tim Curry.) Tengo que aceptar que esta novela es inferior a la película. En el filme hay personajes entrañables, como Herkemer Homolka, que ni siquiera aparecen en la novela. El libro se olvida un poco de la aventura para internarse en problemas de gobierno en África y el lenguaje de señales de los simios. Quedan olvidadas secuencias de acción que en la película resultan emocionantes y que nos hacen recordar filmes similares de aventura africana, como “El Jaguar” (Le Jaguar) y “Garras” (The Ghost and the Darkness).

79qffwirNo sobra decir que Crichton ha escrito y co-escrito muchos de los guiones de las adaptaciones de sus novelas, además de ser parte importante en la creación de historias que, aunque no son directamente suyas, tienen su nombre en la portada. “Tornado“, “Coma” y “Westworld” (aun por estrenar) son algunos de sus trabajos como guionista directamente para cine.

Por ahora los dejo con esto. En la siguiente entrega continuaremos por este viaje a través de los libros de este icónico escritor estadounidense.

¡Un saludo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: