h1

Cinecrítica. Slumdog Millionaire (Boyle, 2008)

marzo 9, 2009

Por. Enrique Lores img_1003

Tuve la oportunidad de ver Slumdog Millionaire, la película que barrió con los Óscares este año. La premisa es básica: un joven originario de un barrio pobre, sin educación y sin cultura, participa en el programa Who Wants to Be a Millionaire?, un show real que se transmite en varios países del mundo, incluyendo España y los Estados Unidos. El programa original es muy bueno, lleno de suspenso y cultura (las preguntas son verdaderamente difíciles, sobre todo mientras más se acercan al mayor premio). El muchacho contesta la mayoría de las preguntas de manera correcta y la policía lo arresta para investigar de qué manera está haciendo trampa. A lo largo de toda la cinta, Jamal (el chico en cuestión) deberá explicar a la policía la manera en la que ha dado con las respuestas a pesar de ser quien es.

slumdog-millionaire-poster-full

El filme está contado con constantes flashbacks. A cada pregunta del presentador, Jamal le explica a la policía cómo es que se sabía la respuesta. En la gran mayoría de las ocasiones, la respuesta estaba en su cabeza porque se relaciona con algún hecho sucedido a lo largo de su vida. De ese modo, Jamal nos lleva a dos viajes. El primero, por una hora del programa Who Wants to be a Millionaire?, incluyendo su suspenso, su cultura y su diversión. Me parece sobresaliente el personaje del conductor del programa, interpretado magistralmente por Anil Kapoor quien logra crear a un tipo cínico, corrupto y encantador que es odioso y adorable al mismo tiempo. Yo en lo personal no sabía si detestarlo o dedicarle las más honestas sonrisas. El segundo es el viaje a lo largo de su vida. De la mano de Jamal damos un vistazo a una India empobrecida, a la crueldad con las familias pobres, a los fatales conflictos religiosos, a una sociedad controlada por la mafia y los poderosos. La vida de Jamal es una vida de intentos, de fuerza, de empuje. El viaje comienza cuando nuestro protagonista tiene diez años y termina con el joven que participa en el programa televisivo.

Creo que Slumdog Millionaire es otra película más que funciona como un grito de ayuda sobre lo que sucede en la India. Me vienen a la mente otros ejemplos como  Water o City of Joy, todas ellas películas que muestran al mundo occidental la terrible vida a la que algunas personas se ven enfrentadas en la India. Water hace una exposición brutal sobre cómo las viudas hindúes, por jóvenes que sean, son obligadas a vivir reunidas, encerradas en una especie de duelo por el resto de sus vidas, rechazadas, sin oportunidad de rehacer su vida.

slumdog_millionaire1

Slumdog Millionaire hace lo mismo en el campo de la infancia de los niños de la India y el manejo que los grandes líderes criminales tienen del país. La denuncia es clara, pero Danny Boyle la presenta acompañada de una historia que nos mantiene atrapados durante toda la cinta, una historia de esfuerzo, de amistad, de fuerza, de amor y de esperanza. Esperanza en el futuro, en la posibilidad, en el reencuentro. La esperanza que Jamal representa para todos los hindúes pobres para quienes él simboliza el sueño eterno de riqueza y fuga del dolor y la tristeza.

El último acto de la película (los últimos treinta minutos) se separan, a mi parecer, de la narrativa realista y cruda de la primera parte y, a ojos de muchos, podrían sentirse como un brinco demasiado atropellado que nos lleva de la crudeza total a personajes “Greater than life” que solucionan sus conflictos de un plumazo. Pero no se minimiza o desperdicia el filme por ello, pues el final es un cierre necesario e inevitable, por la construcción emocional que nos hemos creado como público. Es más, casi podría apostar que una de las últimas secuencias llevará a muchos a morderse las uñas y saltar ligeramente en el borde de la butaca. Un aplauso a Danny Boyle por lograr hacer una película de denuncia que es profunda, crítica, cruda además de llamativa y rica en entretenimiento.

slumdog-millionaire-1

Calificación: 9
Recomendación: Corran a verla antes de que la quiten del cine. Es una experiencia que vale mucho la pena en todos sus acercamientos, intentos y mensajes.

¡Un abrazo!

Anuncios

One comment

  1. correré a verla!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: