h1

Teatro. Dulce Caridad y sus 200 representaciones

mayo 13, 2009

Por: Erycka Meléndezerycka

Ahora que los teatros nuevamente han abierto sus puertas, luego de la etapa epidemiológica, las funciones y compromisos teatrales comienzan poco a poco a volver a la normalidad. Tal es el caso de Ocesa Teatro, que este lunes celebró las 200 representaciones de su puesta en escena de Dulce Caridad (Sweet Charity), festejando también los 30 años de carrera de dos grandes actrices del teatro musical, Lolita Cortés y Laura Cortés. Así que aprovechando la ocasión, y en el caso de que usted no la haya visto, le diremos por qué vale la pena verla, y qué es lo que no debe esperar de ella. Y si le convence, más vale que se apresure, pues está por concluir su ciclo. La temporada durará sólo dos semanas más, el telón se cerrará definitivamente el 24 de mayo.

a09n1esp-1Comencemos hablando justamente de las razones por las que no debe perdérsela. La más importante, creo yo, es precisamente por el estupendo trabajo de Lolita Cortés, protagonista de la obra. Sin duda alguna es lo mejor que puede apreciar de la obra, sin demeritar otros aspectos igualmente importantes. Su interpretación de Caridad es simplemente magistral, posee una gracia y simpatía inigualables. Su manera de darle vida a este personaje es única. Es palpable su vasta experiencia en este género, que domina como pocas actrices en el país. Treinta años dedicados al teatro, la han convertido en lo que es hoy, una de las mejores. Si se quedó con una mala imagen por su trabajo como crítica de La Academia (reality show mexicano), aquí verá algo completamente diferente. Lola no sólo personifica, es Caridad durante 2 horas y media, y se reirá con ella a carcajadas, se sorprenderá, se conmoverá, y finalmente, se levantará de su butaca para ovacionarla de pie como ocurre función tras función.

La obra comienza con una decepción más en la vida de Caridad, una trabajadora del Fandango Dancing Club, salón donde las chicas se alquilan para bailar. Sus compañeras Helena (María Filippini) y Nicky (Estibalitz Ruiz), comparten con ella toda clase de aventuras y desventuras. Hablando de estas dos actrices, es visible algo: el talento indiscutible de la Filippini, a quien hemos visto en obras como Chicago y El Diluvio que Viene, y la falta de experiencia como actriz de Estibalitz. Y claro, después de verla en el ensamble o cuerpo de baile de montajes como Hoy No Me Puedo Levantar, en los que su gran proyección, fuerza y técnica destacaban, es perfectamente entendible que le dieran esta gran oportunidad. Sin embargo, como actriz aún se ve verde, y a su personaje le hace falta más fuerza y seguridad. A pesar de ello, su voz es agradable, pero se queda corta al lado de María Filippini que, dicho de otro modo, se la come en escena.

dulcecaridad

Los personajes protagónicos masculinos corren a cargo de Enrique Chi (Rent, La Bella y la Bestia) y Mauricio Martínez (La Bella y la Bestia, Fiebre de Sábado). Ambos realizan un trabajo igualmente excepcional, ya que son roles muy diferentes a lo que habían acostumbrado hacer. Enrique da vida a Óscar Lindquist, un tímido contador que sufre un ataque de pánico al quedar atrapado en un elevador junto con Caridad. Y es justamente esta escena, una de las mejores de la obra. Enrique tiene una gran vis cómica que explota de una manera de la que ni él mismo está acostumbrado. No vemos al caricaturesco Le Fou de Bella y Bestia, ni su clásico estilo bufonesco, aunque exteriormente su personaje es más simple, su reto actoral fue mayor. Dicho por él mismo, no tiene que hacer tanta payasada pero le ha sido más complicado, pues su trabajo es más contenido y con muchos gags marcados de forma específica que siente que a veces no le da tiempo de cumplir con todos. Pero logra sacarlo adelante con maestría. Por su parte, Mauricio interpretada a Vittorio Vidal, una gran estrella de cine, que por el “veleidoso dedo del destino” conoce a Caridad. La actuación de Mauricio nos hace dejar atrás a la Bestia de su anterior montaje, haciendo una creación del personaje un tanto de cliché, pero fresca y graciosa. La escena de él y Caridad en su departamento es, a mi parecer, lo mejor de la obra. El resto de los roles, en general, cumplen su cometido. Federico Di Lorenzo hace una buena interpretación de Papi. El ensamble está compuesto por muy buenos bailarines, e incluso, actores que hemos visto en otras obras con participaciones estelares. Laura Cortés y Mauricio Salas, completamente desaprovechados. El más gris en todo esto es, y no es de extrañarse tampoco, Gerardo González, así que para qué hablar de él. Y verla en viernes no es lo mismo, no con Itatí Cantoral, créame.

La orquesta, a cargo del maestrísimo Isaac Saúl, es espectacular. Músicos de gran nivel ya consagrados dentro de la empresa como Dante Pimentel (en escena durante “El ritmo vital”) o Roberto Bañuelos, por mencionar algunos, son dirigidos de una manera magistral por el director musical por excelencia de Ocesa. Y pues la música de Cy Coleman tiene su complejidad, y debe ser tocada por los mejores en cada uno de sus aspectos.

dulce-caridad

A pesar de los años que tiene, la historia no pierde su encanto, es completamente atemporal. Y esto es porque el amor y el desamor, el afán de lucha por una mejor vida, los sueños y la esperanza no tienen un tiempo, son temas que nunca pasarán de moda. Es más, los prejuicios de la gente, y particularmente de los hombres hacia cierta “clase” de mujeres, continúa vigente hasta nuestros días, sin que se logre comprender que lo importante no es la forma de subsistir, sino la calidad humana y el alma de las personas. El final, inesperado y sorpresivo, nos alienta a no perder la esperanza jamás.

Ahora, esto es lo que usted no debe esperar ver, más aun si ya ha visto otros montajes del musical, o incluso la versión cinematográfica. Resulta que las coreografías no están como uno quisiera, y esto no significa que la calidad de las mismas sea mala, por el contrario, el talento de James Kelly, coreógrafo, no está puesto en duda ni mucho menos su extraordinario trabajo. Sin embargo, lo que uno deseaba ver son esas inolvidables y características coreografías de Bob Fosse, esas que han marcado un estilo único, definido y perdurable en la historia de los musicales y la danza. La técnica Fosse es admirada y seguida por miles de personas alrededor del mundo, y es por ello que uno espera ver “The Frug” o “Big Spender”, famosos números musicales de esta obra, con esa particularidad, pues es justo la técnica de Fosse la que los volvió un ícono dentro del teatro musical. Pero la obra no tiene la coreografía ni la puesta en escena original de Bob Fosse, y aunque el concepto se respeta, se pierde la esencia del mismo y sólo se aprecia una coreografía impecable de James Kelly, pero sin el estilo de Fosse.

lolita-cortes-300x350Pasemos a la escenografía, que aunque es linda, nos recuerda a las vistas en otras producciones musicales de Ocesa. Qué quiere decir esto, que las reciclan o que de plano, ¿la creatividad ya se les terminó? Quizá tengamos que esperar a ver la siguiente puesta en escena, que será Mamma Mia, para salir de dudas.

Pues ahora sí, usted decide. Vaya a ver a Lolita Cortés y a conocer esta historia que quizá le robe el corazón, o le recuerde lo importante que es ser feliz a pesar de los hechos o circunstancias que se viven, de no perder en ningún momento la esperanza ni las ganas de vivir, como sea, pero vivir; de no dejar de soñar. Porque “sin amor, la vida no tiene sentido.” Y en esta celebración, bien merecida, de tantos años de trabajo, estudio, desvelos, sacrificios, aprendizaje, logros y descalabros, se reconoce el talento y la carrera de estas dos grandes actrices, de estas dos grandes cantantes, de estas “showgirls”, las hermanas Cortés, quienes una vez más comparten el escenario, su gran pasión, su sueño, su vida…

Anuncios

3 comentarios

  1. Hola, muy buena obra y Lolita excelente. Creo que Mauricio Martinez esta desperdiciado, ese chavo esta para mucho mas.
    Apoyenlo!!!
    Saludos


  2. Que gran articulo…Dices completamente la verdad…


  3. Gracias por las flores. Como músico me la pase muy bien en dulce caridad y te quiero agradecer por el crédito.
    Saludos Erycka.
    Roberto Banuelos
    Guitarrista



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: