h1

Libros. Let the Right One In (John Ajvide Lindqvist)

junio 5, 2009

En los últimos años ha habido una recuperación en el mainstream del fenómeno vampírico que no veíamos desde los tiempos de Anne Rice y su larga -muy larga y casi interminable- serie de Crónicas Vampíricas y los spin offs que de ahí se han derivado. Han salido libros, series y películas que asombran a muchos, desagradan a otros cuantos y terminan por convertirse en fenómenos extraordinarios para cada público. Twilight -y toda la saga de Stephanie Meyer-, la serie True Blood que se deriva de los libros escritos por Charlaine Harris y otras tantas podrían servir para probar nuestro punto. Pero en este movimiento literario que rescata el vampirismo, ningún autor logra lo que John Ajvide Lindqvist y su historia. Esto es Let the Right One In.

377px-Lettherightoneinswedishbookcover

Oskar, un niño solitario y triste que vive en los suburbios de Estocolmo, tiene una curiosa afición: le gusta coleccionar recortes de prensa sobre asesinatos violentos. No tiene amigos y sus compañeros de clase se abusan de él y lo golpean. Vaya, es víctima de bullying. Una noche, mientras juega a imaginar que está cobrando su venganza -clavando un cuchillo a un árbol mientras se imagina que el árbol es su compañero de clase y él es “El Asesino”- conoce a Eli, su nueva vecina, una misteriosa niña que nunca tiene frío, despide un olor extraño y vive en el departamento de junto con Hakan, un hombre de aspecto siniestro que Oskar asume como el padre de Eli. Oskar siente una extraña fascinación por Eli e, inmediatamente, se hacen inseparables. Al mismo tiempo, una serie de crímenes y sucesos extraños hace sospechar a la policía local de la presencia de un asesino en serie. Pero lo que la policía no sabe es que todo es peor, mucho peor.

John Ajvide Lindqvist no se limita para entrar en la mitología vampírica, pero tampoco se olvida de la crudeza de Suecia al inicio de la década de los 80, en medio de este constante temor a la guerra, el desapego familiar, una juventud rebelde que comienza a experimentar con las drogas, una infancia atacada por el fenómeno del bullying y la violencia sin condiciones o concesiones que representa la decadencia de los suburbios en crisis. Este libro no es pura elegancia y sensualidad. Lindqvist toca el alcoholismo, la soledad, la pedofilia, el abuso, el sadismo, la codependencia, la mentira, la crisis emocional, el miedo y la paranoia como pocas veces recuerdo que se haya hecho en un libro de vampiros. Eli representa este misterio innegable que llega a la vida de Oskar para motivarle a tener el valor de enfrentar a sus atacantes pero, sobretodo, enfrentarse a él mismo en un mundo lleno de dudas y temores que han ido echando raíces detrás de la incomunicación familiar disfrazada de madre amorosa. Y es aquí donde vale la pena darle una checada a cada uno de los personajes importantes del libro pues cada uno representa, más que un motivo dentro del libro, un profundo punto psicológico que define todo el universo del pequeño suburbio de Blackeberg.

ajvide4

Oskar es la inocencia hecha pedazos cuando descubre la verdad sobre Eli y entiende que, a pesar de ella, no puede dejar de amarle, con toda la fuerza e incomprensión que esa palabra representa en un niño de 12 años con la vida completamente llena de frustraciones y dolores. Y ese amor no es del todo injustificado o ignorante pues Eli ha venido a ayudar a poner orden en la vida de Oskar, lo que Lindqvist logra simbolizar de gran manera con el Cubo Rubik que descubrirán en sus páginas. Eli, por su parte, es la fortaleza que a Oskar le falta, es la seducción, la sensualidad -vista de diferentes maneras por los personajes que interactúan con ella y que ya tocaremos ese punto-, pero también es la patología de la necesidad, el ser que devora no solo en el sentido literal del asunto, sino en la parte psicológica de los personajes. No hay mundo alrededor de ella, sino es ella el mundo y eje sobre el cual hay que girar. Eli es esta necesidad de satisfacción y deseo inalcanzable e inalcanzado lo que se logra de manera extraordinaria a tres cuartas partes del libro con algo que no les contaré pero que descubrirán por ustedes mismos. Y, además, hay algo más por averiguar de Eli. Algo que Oskar tendrá que conocer, entender y asimilar si quiere seguir teniendo a Eli en su vida sin culpas o barreras.

Hakan, por otro lado, es todo lo que el ser humano perdido en sus placeres -y esclavizado ahora por los mismos- representa. Hakan sabe cuál es su necesidad física y su necesidad amorosa. Y también sabe que no puede satisfacer ni una ni otra, pues su amada está en un lugar al que él nunca podrá accesar por más que lo intente. Por ello camina por las calles de Suecia dispuesto a hacer lo que sea por lograr tan solo un momento de placer inusitado que sabe que sólo se podrá dar cuando logre experimentarlo con Eli. John Ajvide Lindqvist utiliza a Hakan como el eje central para un tema que no debe ser olvidado en esta iconografía del vampiro: la sensualidad. Pero el autor no da tregua para hablar de ello y convierte a Hakan en un pedófilo que, tan sabe que su placer sólo podría ser saciado por Eli -imposible de alcanzar-, camina cargado con la culpa constante de lo que ha hecho en todos el tiempo que ha estado cerca de Eli y es, a su vez, el personaje que presenta una transformación extraordinaria hacia el final de sus páginas.

LTROI_book

Let the Right One In (traducido al español como Déjame Entrar aunque nos ha sido imposible encontrarlo en las librerías en dicho idioma) es un libro que se sirve del mito vampírico para contar algo más. Una historia no propiamente de amor, como muchos medios o sitios de internet la han catalogado, sino una historia de descubrimiento, ruptura de paradigmas, pasiones, exploración y entendimiento. Es una historia sobre las decisiones que tomamos y que, usando la leyenda sobre la necesidad de un vampiro de ser invitado, también explora esta responsabilidad inherente sobre aquellos a quienes les permitimos entrar en nuestra mente y nuestra vida. Es también una historia que nos habla de tolerancia, de amistad, de lealtad y de lo que puede causar la pasión, entendida como esa necesidad  lacerante y patológica de conseguir, aunque sea, un pequeño pedazo de lo que hemos soñado una y otra vez. Es una historia sobre el miedo a ser diferente y los cuadros que hay que romper para poder ser diferente. Es una historia sobre lo que necesitamos hacer para mantenernos vivos, completos. Es una historia sobre el miedo, pero entendido como el miedo colectivo y los huecos que llenamos en cada rincón de la oscuridad si dejamos esos miedos avanzar. Y sí, dentro de todo esto, hay una escalofriante historia sobre vampiros y asesinos seriales.

El libro tuvo una adaptación cinematográfica a cargo de Tomas Alfredson que, por si fuera poco, ha ganado 48 premios alrededor del mundo. Habrá que verla y, en cuanto la consigamos, aquí tendrán la crítica. Por lo pronto, busquen el libro y disfrútenlo. Let the Right One In es uno de esos libros que no solo se disfrutan en cada página y se convierten en imposibles de soltar, sino que también nos hace preguntarnos, con base en la calidad literaria de ambos, ¿cómo es posible que Twilight sea considerado un buen libro?

Saludos,
D

Anuncios

One comment

  1. vi la peli hace como un mes, me encantó, y el libro me lo acabe ayer, tambien me encantó, curiosamente el libro tiene un toque peliculero k la pelicula no tiene, aun así los dos, pelicula y libro valen la pena.
    Me ha encantado esta critica, la primera realmente realista que leo y la unica tambien que no presenta como una historia de terror.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: