h1

Salud. Las Grasas Trans

marzo 13, 2010

Por: Mtra. Diana Andere. Nutrióloga.

¿Sabías que la margarina es más dañina para tu corazón y tu organismo que la mantequilla?  ¿Que los helados elaborados a base de crema vegetal en realidad son pura grasa?  ¿Que prácticamente todos los productos de bollería, galletas y barritas de granola contienen un tipo de grasa que pone en riesgo tu salud?

La industria alimenticia está muy conciente de que hay un creciente interés por la salud, por lo que han lanzado múltiples productos al mercado que nos venden como nutritivos.  No obstante, como consumidor debemos ser cautelosos de lo que compramos y no caer en los trucos de la mercadotecnia.  Tal es el caso de la margarina, que siempre ha tenido la imagen de ser buena para el corazón y el colesterol, por ser de origen vegetal.  Lo que no es comúnmente sabido es que este tipo de grasa lo que hace es aumentar los niveles de colesterol “malo” y disminuir los del “bueno”, a diferencia de la mantequilla, que sube ambos tipos de colesterol, incluyendo al “bueno”.  Éstos son sólo algunos efectos de este tipo de grasa, llamada grasa trans, la cual consumimos diariamente en un sinnúmero de productos sin percatarnos del daño que le estamos haciendo a nuestro organismo.

¿Qué es la grasa trans?

La grasa trans es un tipo de grasa que se encuentra en el aceite parcialmente hidrogenado.  La hidrogenación parcial es un proceso industrial en el que toman un aceite vegetal líquido a temperatura ambiente y lo convierten en sólido a temperatura ambiente, para que adopte una consistencia similar a la mantequilla.  Sin embargo, este cambio en su composición química hace del aceite vegetal (que previamente era saludable) una grasa muy dañina.  Los beneficios de esta grasa son puramente comerciales, ya que aplazan la fecha de caducidad de los productos, a la vez de que es mucho más económica que la mantequilla.

¿Cómo afecta la grasa trans nuestra salud?

La grasa trans aumenta significativamente los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y reduce de manera preocupante los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno).  Asimismo, fomenta el endurecimiento de las arterias, además de provocar la obstrucción de las mismas.  Todo esto aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón e infartos.  Por otra parte, está muy ligada al desencadenamiento de la diabetes, ya que este tipo de grasa provoca una resistencia a la insulina y contribuye al desarrollo de la diabetes tipo 2.  Además contribuye a otra serie de problemas de salud, como es la obesidad, la cual se observa en niños en cifras cada vez más alarmantes.

Los niños están especialmente expuestos a este tipo de grasas, ya que la mayoría de los productos empaquetados dirigidos a los niños contienen cantidades significativas de ácidos grasos trans, por lo que los niños se encuentran en riesgo de presentar problemas del corazón, diabetes y obesidad en su vida adulta.

¿Qué productos contienen grasa trans?

Esta grasa se encuentra en prácticamente todos los productos empaquetados, como:

  • Galletas, pastelitos empaquetados, barritas de cereal y de granola.
  • Cereales para el desayuno (especialmente en aquéllos que son para niños).
  • Aderezos para ensalada.
  • Quesos (existen productos que son imitaciones de queso, que en vez de leche contienen grandes cantidades de grasa vegetal).
  • Helados (aquéllos que indican que están elaborados de crema o grasa vegetal; compra únicamente aquéllos elaborados a base de leche).
  • Leches saborizadas (especialmente aquéllas dirigidas a niños, que vienen en prácticos tetrapacks con popote; lee cuidadosamente la lista de ingredientes de las leches que les das a tus hijos).
  • Productos untables, como crema de cacahuate, crema de avellana con chocolate, algunos dips para botana.
  • Chocolates y golosinas (sobre todo aquéllos que tienen rellenos cremosos).
  • Pan de caja (sólo algunas marcas no contienen aceites parcialmente hidrogenados; lee con cuidado las etiquetas para seleccionar el mejor).  Ojo con el tipo de pan con que preparas los sándwiches que tus niños se llevan a la escuela.
  • Galletas integrales, de avena, salvado, barritas de fibra o de “bran”.  Ten mucho cuidado con este tipo de productos “naturales” ya que la mayoría están elaborados con margarina, grasa vegetal o aceites parcialmente hidrogenados.
  • Comida rápida como hamburguesas, papas fritas, etc.
  • Papas de bolsa, totopos y botanas de bolsa, etc.
  • Alimentos fritos en aceites elevados a altas temperaturas (los ácidos grasos trans también se producen cuando los aceites se elevan a temperaturas muy altas).

¿Qué podemos hacer?

La grasa trans se esconde en una gran cantidad de productos.  Cuando hagas tus compras, lee cuidadosamente las etiquetas para ver los ingredientes con los que están elaborados.  Si ves las frases “aceite parcialmente hidrogenado”, “grasa vegetal”, “manteca vegetal” o “margarina”, no los consumas y elige opciones que no tengan estos tipos de grasa.  La mejor comer sanamente, es decir, elegir alimentos lo más naturales posibles, como fruta entera, pan integral sin grasa hidrogenada, quesos frescos, yoghurt natural sin azúcar (los puedes acompañar con fruta para endulzarlos), leche semidescremada, pescado, huevo, pollo, carne, leguminosas como frijoles enteros y lentejas, y grasas saludables como el aceite de oliva, las nueces, las almendras y los aguacates.

Me despido, pero quedo a sus órdenes. Comenten, pregunten y participen.

Anuncios

4 comentarios

  1. simplemente muy educativo.


  2. hola.

    veo que entre los productos que dice que tienen grasas trans estan varios que son famosos por ser sanos, dieteteicos o no tan pesados para el cuerpo. y los compramos como tal.

    ¿entonces que comer entre comidas para no vivir lleno de esta clase de grasas trans? ¿frutas? apios?

    martita


  3. Hola, Martita, gracias por tus comentarios.

    Lamentablemente, la mayoría de la comida procesada o industrializada es poco saludable.

    Algunas opciones nutritivas para comer entre comidas son las siguientes:
    Fruta, yoghurt light o natural sin azúcar, verduras, nueces, almendras, quesos como cottage, panela y oaxaca (que son naturalmente bajos en grasa), requesón, pechuga de pavo, jamón, avena con leche y gelatina light. Esto si estás cuidando tu peso.

    Si te encuentras en tu peso ideal, puedes preparar alimentos en casa como galletas, panqués, aderezos, licuados, etc., con grasas sanas, como aceite de canola, aceite de oliva, mantequilla (aunque en cantidades moderadas).

    Espero haber resuelto tus dudas. Quedo a tus órdenes para cualquier otra inquietud.

    Diana Andere


  4. me ayudo mucho



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: