h1

Cinecrítica. The Blind Side (Hancock, 2009)

marzo 22, 2010

Por: Enrique Lores

Que Sandra Bullock ganara el premio de la academia fue sin duda una sorpresa, pues poco se espera que una actriz que hace mayormente comedias logre llevarse la estatuilla dorada. Sin embargo, tal resultado fue motivación suficiente para lanzarme a ver una película que, comúnmente, no me hubiera resultado interesante. Aquí mis impresiones sobre The Blind Side.

Leigh Ann (Bullock) es una cristiana, madre de familia, de carácter fuerte, invencible, siempre dispuesta a ayudar al prójimo. Un día, encuentra bajo la lluvia a un muchacho de raza negra que sobresale por su enorme tamaño. Lo rescata de la lluvia y le ofrece quedarse en su casa esa noche. Lo que empezó como la ayuda de una noche se convierte en un vínculo poderoso entre Leigh y el muchacho, a quien todos llaman Big Mike.

Big Mike resulta ser Michael Oher, actual jugador de la NFL, ofensivo de los Cuervos de Baltimore. Esta película nos cuenta su historia. ¿Y no es interesante saber cómo pasó un ser humano de ser el hijo ignorado de una mujer drogadicta a ser un jugador profesional de Fútbol Americano, amado por una familia adoptiva, estudioso y de buenas calificaciones?

La verdad es que poco o casi nada sabía yo de este filme hasta el momento de tomar asiento en la butaca de la sala cinematográfica. Por ende, no sabía qué esperar. Sabía que el director, Hanckock, había hecho otras películas cuya trama rodeaba al fútbol americano, pero nada más.

Lo que se fue desarrollando ante mis ojos no es otra cosa que una típica feel good movie. Hay situaciones realistas y momentos que pudieron ser dramáticos, pero ambos se ven deslavados por el estilo de película, aquella en la que sabes todo el tiempo que va a salir bien, aquella realizada, al parecer, con la única intención de que salgas sonriendo del cine, pensando que con un fuerte deseo todo se logra a pesar de las dificultades.

Los personajes me parecen mortalmente planos. Se ve que pudieron ser profundos, se siente que ahí hacía falta introducirnos valientemente a sus sentimientos y sus temores más oscuros. Sin embargo, el director nos deja siempre en la superficie, siempre en el convencionalista diálogo triste o en los gestos exagerados acompañados por música de triunfo, tristeza o duda. ¿Suena a cliché? Sí, la película en su mayoría es un cliché después de otro.

Las situaciones de peligro se presentan como algo de todos los días que no ocasiona en los personajes las respuestas emocionales que se esperarían; incluso se aprovechan para desarrollar situaciones graciosas. El final feliz se ve venir a millas de distancia, sin que el director haya convertido en una verdadera amenaza al único personaje que, al parecer, se iba a encargar de destruir la vida del buen Big Mike y su familia republicana. Cada personaje entra como tornillo en la tuerca de un rol específico y convencionalista a cumplir.

Sandra Bullock está bien como Leigh Ann, aunque personalmente aun no entiendo por qué se le nombró por ello la mejor actriz del año. Actúa bien, sí, pero tampoco es un personaje que requiera de un trabajo extraordinario, como sucedió en otros casos. Creo que el trabajo de Streep en Julie & Julia es mucho más profundo y poderoso. Streep se convierte en Julia Child. Aquí, Bullock nunca deja de ser Bullock, o bien, nunca deja de ser el cliché de la fuerte mujer que es capaz de enfrentar a un malviviente de los barrios bajos y dejarlo callado sólo por regañarlo como si fuera una mamá disciplinaria.

Creo que he mencionado la palabra cliché o convencionalista muchas veces en esta crítica. Lamentablemente, ese sería el resumen de toda esta experiencia fílmica. Hasta los momentos emotivos son clichés de momentos emotivos, lamentablemente.

La película no deja de tener sus partes valiosas, sin embargo. Por un lado, hay un personaje que me parece entrañable: el hijo menor de Leigh Ann, un niño que se convierte en entrenador y cuasi representante de Big Mike. Por el otro, la maravillosa Kathy Bates hace todo lo que puede con su papel de cinco minutos en pantalla. Además, los partidos de fútbol se pueden seguir con claridad y se le saca el jugo al drama de los jugadores en plena acción.

Calificación: 75.

Recomendación: Mi recomendación es que la corran a ver si son fanáticos de las películas de romántica superación personal o de fútbol americano. Si no, hay otras opciones que considero mucho mejores en la cartelera de marzo.

Buena suerte.

Anuncios

One comment

  1. esa pelicula esta buena y hay una chica que es muy bonita y que juega voley



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: