h1

La censura se impone. “Presunto Culpable” sale de las salas

marzo 2, 2011

Esto no se trata sólo de un ataque a la libertad de expresión. Sino que también es un ataque a la cultura, la difusión cinematográfica, el libre acceso a la información y la capacidad de los ciudadanos en México de tener libertad de mostrar y comunicar, por cualquier medio posible -siempre que entre en los términos legales- sus necesidades, exigencias y mensajes a las instituciones gubernamentales.

 

Si permitimos la censura, todos seremos culpables

México es un país lleno de fallas que, constantemente, no sólo no se arreglan, sino que se multiplican. Resulta lamentable la reiterada intención de los órganos de poder de mantener este mismo lejos de los ciudadanos, privándolos de la función básica de la democracia, en la que son ellos mismos los que pueden acceder a la creación de leyes, los que proponen los proyectos de gobierno y los que, a final de cuentas, establecen las funciones y directrices de quienes están representándolos. Lo sucedido con Presunto Culpable no debe tomarse a la ligera, porque demuestra la profunda incertidumbre en términos de Estado de Derecho en la que están los ciudadanos. El caso es simple. Cualquiera que se dedique al negocio de la producción audiovisual sabe que cada vez que alguien aparece en pantalla es necesario que se firme una carta de liberación de derechos de imagen, conocida en el medio como “release”. Una de las personas que aparecen a cuadro había firmado este release como debe hacerse y, tras la filmación de la cinta y cercano al estreno, se acercó a la Secretaría de Gobernación para solicitar se invalidara el permiso que previamente había concedido. Asesorado por abogados desconocidos, Victor Manuel Reyes Bravo se acercó la Juez 12 de lo Administrativo, Blanca Lobo (si hasta el nombre es poético), para solicitar una suspensión provisional que le permitiera darle la vuelta a lo ya establecido por la Secretaría de Gobernación y, no olvidemos, por él mismo.

El juez ha dado dicha suspensión provisional lo que resulta en la inmediata suspensión de proyecciones de la cinta Presunto Culpable en cines. De acuerdo a Ana Laura Magaloni, productora de la cinta y constitucionalista, esto podría causar que la proyección se detenga hasta resolver el juicio de amparo, lo que puede tomar hasta seis meses. Y si pierden dicho amparo y se le otorga de manera definitiva este beneficio de ley a Reyes Bravo, pues la cinta habrá de quedarse guardada y perdida. Difícil no escuchar con atención a Magaloni quien asevera que detrás de estas acciones en contra de Presunto culpable, que se exhibe en las salas mexicanas desde hace dos semanas, hay “intereses” de personas a las que les conviene el “sistema colapsado” que se evidencia en el documental. Y, más aún, terrible saber que quien promovió el amparo no tiene siquiera abogados, por lo que queda en sospecha que alguien está manipulando los recovecos de la ley para callar una voz que se levantó con autoridad para mostrar lo que sucede en el sistema judicial de México.

Es hora de hacer algo. Los mexicanos no debemos quedarnos callados ante tal atropello a la libertad, la culturua, la información y la más absoluta de las libertades y garantías individuales. Pero no es momento de realizar marchas, manifestaciones, plantones o cualquiera de sus equivalentes. Es momento de tomar en nuestras manos el poder que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos nos confiere como ciudadanos desde su artículo 1. ¿Cuántos de los que leen esto son abogados? ¿Cuáles son las formas y los procedimientos para exigir no sólo la proyección de la cinta, sino un verdadero sistema de representación que permita quitarle tal autoridad tiránica a jueces y magistrados que actúan por la libre y deciden en detrimento de la ciudadanía? México requiere gente que sea capaz de comprometerse y caminar todo el trecho entre lo que somos hoy y lo que queremos ser. No importan los colores de partido político en este caso porque la institución ciudadana debe ser la primera en borrarse de la mente los ismos y las ideologías canónicas de partidos que se han enriquecido en medio de la opacidad y corrupción de un sistema que se lo sigue permitiendo.

Es momento de hacer algo para la reconstrucción, primero, del tejido de los ciudadanos en términos de participación social y, después, de todo el tejido social en profundidad y trascendencia. De no hacerlo, de no tomar nuestro papel en el engranaje del Estado, veremos con impotencia cómo el país se muere por dentro y se condena al fracaso absoluto y la miseria sin que exista plan alguno que le permita aspirar a salir adelante. La revolución debe empezar con el individuo y debe ser una revolución de ideas, de cambio en el espíritu de ciudadanía, de cultura participativa, de capacidad propositiva y de responsabilidad con el futuro.

Este blog recibirá sus ideas, propuestas y pensamientos. Y habremos de organizarlos en algo que nos permita retomar el poder de ser ciudadanos con voz y voto pero, sobretodo, con responsabilidad de hacerlo valer. Si no hacemos nada, todos seremos culpables.

Carlos Dragonné

Anuncios

5 comentarios

  1. Este gobierno no reprime ideas, pensamientos y crecimiento. “El cambio”, ¿¿¿cual cambio???, esto esta peor, de que sirvo la revolucion si ahora estamos dejando que nos hagan como quieren, a todo le aumentan, hasta los sueldos de los diputados aumentan pero el salario minimo… ese no aumeta porque se supone que en este pais algunas personas quieren que solo “algunas personas” tengan mas.
    Ya solo falta que aparezca alguien que diga que todo esta bien en el pais y que esta mejor que antes con menos inseguridad, menos pobreza y mas democracia… Perdon, ese ya esta, se llama Felipe Calderon I.

    No debemos dejarnos de nadie, menos de alguien que no sabe cuanto esfuerzo vale salir para ganar algo y comer de tu sudor, y me refiero a esfuerzo, no a sudar por lo obesos que estan por estar solo sentados dentro de una camara.

    No dejemos que se pierda lo poco que nos estan dejando de nuestro mexico, LIBERTAD DE EXPRESION…


  2. al censurar la pelicula solo le haran mas publicidad =D
    esta buenisima la pelicula
    muy fuerte pero tienen que verla


  3. no q en mexico si hay libertad de expresion?
    apoco prohibieron la pelicula pra q no nos enteremos que las autoridades mexicanas no sirven pra nda, ps si ya sabiams todos sabn que aqui en mexico las leyes se pasan por alto………
    que lastima que la hayan quitado de las salas, spero recapaciten y ns dejen ver ese gran documental.


  4. Que mamones, como si prohibiendo la pelicula la gente no supiera que tenemos los gobiernos mas corruptos del mundo, asi es la vida en tiempos del PAN, triste destino.


  5. A ver, no repartamos culpas sin entender. En este caso, el gobierno federal no tiene nada que ver. De hecho, el gobierno, como patrocinador y coproductor de la cinta (vía IMCINE), es uno de los que pierde con esta resolución de un Juez Administrativo.

    Este es el Poder Judicial callando voces. No el Poder Ejecutivo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: