h1

Cinecrítica. “Breaking Dawn, Part 2” (Condon, 2012)

diciembre 2, 2012

Por: Enrique Lores     Lores

Los medios de comunicación le llaman “la conclusión épica”; los fans salen encantados de los cines, asegurando que es mucho mejor que el libro; en el mundo entero, amantes de la saga de “Crepúsculo” lloran su final. De las novelas de Stephanie Meyer sobre el amor entre adolescentes vampiro, ya todas han pasado por las pantallas con enorme éxito en las taquillas y una crítica carnívora. Hoy, el último capítulo de la saga, “Amanecer Parte Dos” llena tres o cuatro salas de cada complejo cinematográfico. ¿Pero qué podemos decir de ella? Aquí mi opinión.

Amanecer 2 - Poster

La historia inicia justo donde se quedó la anterior: Bella se acaba de transformar, finalmente, en un vampiro, poco después de haber dado a luz a su hija Renesmee. En cuanto despierta quiere ver a su bebé, pero Edward le recomienda ir primero a cazar. “Nuestro hijo es mitad humano, no quiero que tengas deseo de comértelo”, le dice Edward. Y dicho esto, salen juntos al bosque para beberse alguna gacela. En el camino, Bella huele la sangre de un ser humano y se le va encima, pero Edward la interrumpe y le recuerda que debe soportar su deseo de sangre humana. Sin chistar, Bella se da la media vuelta y termina devorando a un delicioso felino.

Finalmente logra ver a su bebé y descubren que nació con un poder: es capaz de transmitir lo que está en su mente a través del tacto. La bebé toca a su madre y le comunica sensaciones y sentimientos. Los vampiros Cullen deciden irse del pueblo y fingir que Bella ha muerto. Pero Jacob, que sabe que Renesmee es su alma gemela, no quiere que se la lleven y le muestra a Charlie (el padre de Bella) que él es un hombre lobo. “Bella también se ha transformado”, le dice, aunque no aclara la naturaleza de su transformación. Charlie acepta los cambios en su hija sin meterse mucho en cosas que no quiere saber.

Renesmee sigue creciendo a un ritmo demasiado veloz, de modo que a dos o tres meses de haber nacido ya parece una niña de cinco años. Una vampira que viene de lejos ve a la niña y cree que los Cullen transformaron a un infante, lo que es ilegal en el mundo de los vampiros. Corre a acusar a Bella y Edward con los Volturi y ellos deciden destruir a la niña y acabar finalmente con esa familia norteamericana que tantos problemas les ha traído. Alice, la vampiro que ve el futuro, les avisa a Cullens y hombres lobo que los Volturi vienen y, como en la tercera película, empiezan los planes para defenderse.

Pero los Volturi son muy poderosos, nunca han perdido una batalla, todos los demás vampiros les tienen miedo. Así que, en lugar de organizar desde el inicio una lucha frontal, viajan por todo el mundo recutando a otros vampiros que puedan servir de testigo. El objetivo es que los Volturi se den cuenta que la niña es mitad humana / mitad vampiro, que nadie convirtió a un infante y que, por lo tanto, ninguna regla milenaria se rompió.

Amanecer - Renesmee

¿Podrán los Cullen conseguir a los suficientes testigos para que los Volturi no causen un derramamiento de sangre? ¿Terminará todo en buenos términos, o se verán obligados a luchar otra cruenta batalla?

Hasta aquí el resumen de la película. Si no la has visto, no sigas adelante, pues voy a contar buena parte de la historia (incluyendo el final) y te puedo echar a perder la experiencia.

“Amanecer Parte 2” es, sin duda, una película engañosa. ¿Por qué? Porque a simple vista es un filme bien construido, emocionante y épico, pero luego del más breve análisis (y no se necesita mucho) descubrimos que en su construcción es quizá la peor construida de todas.

Y no lo digo de manera burda, pues esta última película reúne constante e insistentemente la cobardía de parte de los creadores, que no quieren poner a sus personajes en riesgo, los salvan de cada situación de forma forzada; el       incumplimiento de promesas que se hicieron en las películas anteriores; y respuestas simplonas, falta de creatividad para resolver los conflictos de manera eficiente, buscando en vez de eso la salida fácil.

Vamos a empezar desde el principio. En cuanto Bella despierta a su nueva vida vampírica, lo primero que hace Edward es llevársela a cazar porque, de otro modo, podría quererse comer a su propio hijo, que es mitad humano. ¿La angustia de Edward tiene sentido? ¡Desde luego que sí! Durante cuatro películas previas se habló hasta el cansancio de lo difícil que es para un vampiro soportar la tentación de la sangre. En el primer filme, Edward (que lleva AÑOS soportando la tentación) tiene que alejarse de Bella el día que la conoce para no sucumbir al deseo de vaciarla. Misma película: Bella va a casa de los Cullen por primera vez y Jasper, uno de los hermanos, tiene que hacer un profundo esfuerzo para no comérsela. Y más adelante, en la segunda película, el mismo Jasper se le va encima en cuanto huele la primera gotita de sangre en el dedo de Bella. Ojo: estamos hablando de vampiros que llevan tiempo esforzándose y practicando el asunto.

Amanecer - Bella Vampiro

Ahora sumemos otro elemento: en “Eclipse”, la tercera película, nos dejan más que claro que los vampiros “recién nacidos” son mucho más fuertes, más instintivos y menos controlados que cualquier otro vampiro. Incluso hay una escena en la cuarta película en donde Rosalie, otra de las hermanas Cullen, le dice que jamás deseará a Edward tanto como a la sangre humana.

Con tantas promesas previas, esperaba que hubiera AL MENOS un pequeño conflicto en Bella, que al despertar sintiera un intenso deseo de sangre humana, que pasara por su mente, aunque fuera por un segundo, aquello que Rosalie le advirtió: “no quiero ver a mi hija, no quiero amar a Edward, no quiero un maldito alce, quiero comerme a alguien”. Pero no, la película elige la respuesta simplista: cuando Bella huele la sangre del humano, requiere sólo de un par de palabras de Edward para olvidarse de la sangre y quedar contenta con comerse a un jaguar. ¿Y el hambre que nunca se sacia del todo con sangre animal? ¡Seis vampiros de años sufren día a día por ello pero Bella en dos segunditos lo tiene controlado… “Bella tiene gran fuerza de voluntad”. ¿Se verdad esa es la respuesta? ¡Simplismo, facilismo, superficialidad!

Y una vez que los creadores de esta saga pueden sacudirse de encima el conflicto, una vez que ya no tienen que interesarse en darle a Bella los problemas básicos de un vampiro nuevo, una vez que sin razón alguna la han liberado del sufrimiento que todo vampiro enfrenta, entonces siguen adelante con la historia.

Y entonces Alice ve que en el futuro los Volturi vendrán por la niña. Le avisa a todos y se desaparece por el resto de la película ¿a dónde se fue? Nadie sabe. ¿Es confiable su visión del futuro? Pues supongo, aunque recordemos que las visiones de Alice son atinadas o erróneas según la historia lo necesita. En este sentido todos le creen y se van por el mundo entero buscando testigos. Okey… ¿Cómo para qué? Cuando los Volturi lleguen, haces que Renesmee toque a su líder (llamado Aro) y le comuniqué toda su historia, de modo que se sepa que no fue convertida sino que nació así. ¿Para qué los testigos?, repito.

Amanecer - Aro

Pero bueno, olvidemos ese detalle y, en lo que llegan los Volturi, vayamos a otra cosa. Renesmee está creciendo demasiado rápido y Bella cree que su hija no va a durarle mucho. En pocos años alcanzará la madurez, luego la vejez y finalmente morirá. Sufre porque su hija tiene fecha de caducidad. No olvidemos este asunto, más adelante lo necesitaremos.

Durante las reuniones de vampiros en casa de los Cullens, vemos como vampiros de todo el mundo y de todas las clases le tienen terror a los Volturi (un terror que nos vienen afirmando todos desde la segunda película). Son muy fuertes, son muy poderosos, destruirán todo lo que esté a su paso… La película nos convence de que son una fuerza insuperable, incluso algunos de estos vampiros del extranjero dejan las cosas claras: “yo soy testigo, pero si la cosa se pone fea, me desaparezco en un segundo”. No puedo dejar de comentar que algunos de estos vampiros-testigos son crueles en su día a día y se alimentan aún de personas, no estamos hablando sólo de los vampiros “decentes”.

Mientras se preparan para recibir a los Volturi, Bella se da cuenta que su poder vampírico es generar un escudo, una especie de campo de fuerza que protege todo lo que reside en su interior. Y, porque no, Bella aprende a usar su poder en dos segundos. Un par de intentos y todos quedan impactados, la señorita logra en dos segundos lo que muchos apenas alcanzan con años de entrenamiento, desde el soportar el hambre hasta aprender a dominar sus poderes. Muy conveniente, de nuevo hallamos al guionista quitándole a Bella conflictos de enfrente para que la “historia” pueda seguir adelante sin mayor problema.

Llegan finalmente los Volturi. Edward y Bella presentan la niña a Aro y ésta demuestra que no es una humana convertida, sino una bebé mitad humana y mitad vampiro, nacida cuando Bella aún no era transformada. Aro queda encantado con el fenómeno pero insiste en que la bebé puede seguir siendo un problema para el mundo de los vampiros. Y en ese instante Alice vuelve a aparecer. Se acerca a Aro y le muestra el futuro, un futuro en donde la niña no es una amenaza. Aro sigue sin convencerse y comienza la batalla. Hombres lobo y vampiros se enfrentan a los Volturi y sus aliados.

Amanecer - Familia

¿Recuerdan que desde la segunda película nos dicen que los Volturi son indestructibles? Pues en la batalla, los otros vampiros (aquellos que les tenían terror) no sólo resultan contrincantes bastante complicados, sino que terminan venciendo. Bella, con su poder recién descubierto, bloquea hasta el cansancio a Jane, una vampiro que resulta una amenaza para los Cullens y sus aliados. Al final de la batalla, Aro es asesinado por Bella y Edward, los Volturi pierden la batalla.

A ver si entendí… Los vampiros indestructibles, los más poderosos, los más letales… ¿pierden la batalla? ¿Cómo es eso? Ah, pues porque ya dijimos que los escritores de este filme son unos malditos facilistas. Pero bueno, lo que me contenta es que, finalmente, la historia fue lo suficientemente valiente para asesinar a algunos de los protagonistas. Durante la batalla personajes importantes y entrañables caen muertos, incluyendo al bondadoso papá de la familia Cullen, el hermano Jasper y otros cuantos vampiros y hombres lobo que realmente nos rompen el corazón. ¡Finalmente lo que el cine debe hacer con nuestros sentimientos! Es tal el tiempo y afecto que le hemos invertido a estos personajes, que verlos caer nos llena de tristeza, nos habla directo al corazón… pero también nos llena de orgullo, pues cayeron ante una causa justa. Eso es hasta que…

¡Todo resultó ser una visión de Alice! Al verse asesinado por Edward y Bella, Aro se retracta, pues de seguir adelante con la batalla ese será su futuro. ¡Cobardes escritores! Nos hacen creer que hay una batalla, que algunos personajes por fin pierden la vida en la persecución de sus ideales y ¿todo para qué? ¡Para que sea una visión! Al terminar la visión, los Volturi dejan el campo de batalla y se regresan a Italia. Con esto, absolutamente todos los personajes de ambos bandos quedan ilesos. Ni un rasguño aquí, ni un rasguño allá. ¿Y la visión de Alice? ¿Puede verse un futuro que JAMAS sucederá? Es algo que no habían propuesto durante el resto de la saga, pues lo que ella ve termina sucediendo de un modo u otro, ¿pero cómo ver un futuro que nunca será el futuro? ¿No piensa Aro que puede ser un engaño de Alice? ¿Y qué pasó con esas visiones interpretables del futuro? No importa, eso haría difíciles las cosas y los creadores de este filme son flojos… Aro, el vampiro más desconfiado sobre la faz de la tierra, cree que la visión de Alice es real y prefiere huir para no perder la vida (porque la familia más poderosa de todo el mundo pierde, no lo olvidemos. Y el vampiro más poderoso de todo el mundo termina asesinado por una vampirita nueva y un vampiro al que apenas dos películas antes un Volturi cualquiera le había puesto una golpiza sin la menor dificultad).

Amanecer - Final Feliz

Todo manoseado y cambiado a favor del final feliz más forzado que he visto en muchísimo tiempo. Finalmente esta saga me demostró lo falso y deshonesto que un contador de historias puede volverse con tal de no rasguñar a sus personajes favoritos. Y, con esto, ¿por qué como audiencia debería interesarnos un comino lo que pasa en pantalla si sabemos que nadie tiene absolutamente nada que perder?

Una vez que Aro decide no pelear, Alice presenta a un fulano que es mitad vampiro y mitad humano. Desapareció media película por buscarlo y traerlo. Resulta que, al igual que Renesmee, el tipo creció de manera acelerada hasta que, a cierta edad, su crecimiento se detuvo y se ha mantenido como de veinte años durante ciento veinte, o una cosa así. Aro se da cuenta que la niña de los Cullen no es una amenaza y finalmente todo queda en paz. ¡Y entonces Bella ya no tiene que sufrir por su hija! Otro conflicto que se le quita a Bella de enfrente. ¿Dónde quedan los conflictos en este filme? Durante toda la película NO HAY UNO SOLO y los que se asoman se resuelven de manera forzada en un soplo.

Al final Alice ve el futuro y se da cuenta que en unos años Edward seguirá siendo feliz con Bella y Jacob será feliz con Renesmee… ya mejor no me meto de nuevo a cuestionar las visiones futuristas de Alice, ya me llevé mucho en ello. ¡Que cosa tan bonita, que final feliz más mono! Edward y Bella pueden vivir por siempre su amor y Jacob, para no quedar lastimado, termina enamorándose de la hija de su primer amor (que compleja relación con una suegra). Oye, quizá hubiera sido mucho mejor que Jacob tuviera que lidiar con el duelo y la pérdida… ¿pero para qué? Eso le daría profundidad a la historia y ellos quieren dejarla superficial y simplona.

Nada más me imagino qué hubiera sido de un filme como “Harry Potter” si ese hubiera sido su final. “No se murió Dumbledore, no se murió Sirius, no se murió el gemelo Weasley, ni Tonks, ni Lupin ni cientos otros… todo era un sueño de Voldemort y, al ver que Harry lo iba a terminar matando, mejor se arrepiente y se va”. Asco nada más de pensarlo. Y podemos hacer lo mismo con cualquier historia que se precie de conquistar nuestros corazones.

Amanecer - Jacob y Renesmee

Lo que los seres humanos amamos de que nos cuenten historias es la inversión sentimental que hacemos hacia los personajes y las reacciones afectivas que el desarrollo de estas historias nos causan. Cuando un personaje muere nos duele, pero entendemos su sacrificio y eso lo hace profundo, lo hace aún más cercano a nuestro corazón. En el día a día perdemos a personas amadas, sin que reviva en medio del funeral. La pérdida es real y los motivos de esa pérdida se quedan en nuestros corazones. Un autor valiente es quien entiende esto, desde “La Sirenita” de Andersen hasta “Juego de Tronos” de Martin, estos autores nos brindan historias vibrantes no sólo por la emoción de sus argumentos sino por el realismo de sus afectos y la necesidad que tenemos como humanos de aprender que así como vivimos días felices un día tendremos que enfrentarnos, nos guste o no, a la pérdida y el sufrimiento.

¿Final épico a una gran saga? Final simplón, facilista y cobarde de una historia que se quedó en la superficialidad a pesar de tener muchísimas oportunidades de profundizar a cada paso (y sin sacrificar por ello su naturaleza de ingenuidad romántica.)

¡Buena Suerte!

Anuncios

2 comentarios

  1. che flaco vos leiste el libro? pareciera que no, absolutamente. Te lo reomienco, despues algunas de esas cosas facilistas, te van a quedar ams calras.


  2. TUTE:

    De Stephanie Meyer no he leído más que el primero de “Crepúsculo” que me pareció lamentable en su contenido y su estilo. Sin embargo, me llama la atención tu comentario, pues todos los fans que conozco de “Crepúsculo” afirman que “Amanecer Parte 2” es mucho mejor que su versión literaria, que resulta verdaderamente soporífera.

    Aún así, el cine y la literatura son dos medios diferentes y una película que necesita de que leas el libro para que la entiendas es, sencillamente, una mala adaptación. La película debe ser clara por sí misma. Si es correcto lo que mencionas, entonces la adaptación no funciona.

    Gracias por tu comentario y te recomiendo que visites otros textos de CarlosDragonne.com.

    Buena suerte.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: