h1

Cinecrítica. Iron Man 3 (Black, 2013)

abril 28, 2013

 El verano cinematográfico arrancó con una pequeña prueba hace unas semanas cuando llegó a las salas G. I. Joe: Retaliation. Y el público no estuvo del todo contento con el resultado, lo que quedó demostrado con la taquilla que ni siquiera ha logrado llegar a los 130 millones de dólares que costó la película, convirtiéndola en otra secuela fracasada. Ahora, el verano arranca de lleno con la llegada a las pantallas de la tercera entrega de Iron Man. Boletos en mano, palomitas en la otra y acompañado de fanáticos del comic y cine blockbusteriano, entramos a la sala. Aquí nuestra impresión.

Iron_Man_3

Tony Stark no puede dormir. Está sufriendo de ansiedad después de los eventos que vimos en The Avengers con la batalla en contra de los Chitauri y eso le está causando episodios de estrés que tienen a todos a su alrededor preocupados. Además, está creando una nueva armadura, la Mark 42, que incluye impantes nanotecnológicos para poder llamarla voluntad y manejarla a su gusto. Mientras Stark resuelve eso, The Mandarin está atacando intereses norteamericanos en el mundo y amenazando con actos terroristas que parecen una venganza personal más que una postura política. Killian Aldrich, presidente de AIM ha creado una biotecnología llamada Extremis, con la que puede acceder al cerebro humano a profundidad y que, además, con ayuda del trabajo realizado por la Dra. Maya Hansen, es una especie de virus de modificación genética que permite regenerar partes del cuerpo humano, además de escupir fuego y generar explosiones de más de 3,000º C. En una de esas explosiones, Happy Hogan, el fiel ayudante de Tony Stark queda herido y Iron Man tomará el asunto personal para vengarse de The Mandarin.

¿Tiene lógica todo esto? No, ¿verdad? Bueno, pues así es la cinta entera. Si no la has visto, además de que te envidio un poco, te aviso que contaré partes importantes de la trama en esta crítica, por lo que quizá sería bueno que pensaras dos veces antes de seguir leyendo. Aunque, insisto, si no la has visto, te envidio un poco.

IRON MAN 3

La cinta es un fracaso completo en términos de historia, narrativa, actuaciones y adaptación de personajes. Si bien siempre hemos defendido que cuando una cinta está basada en algún libro o, en este caso, comic, no debería ser un factor conocer a los personajes a profundidad para calificar la cinta como buena o mala, cuando se trata de una saga, ya existe un marco de referencia en el mismo medio para saber los límites de lo que sí y lo que no haría un personaje. Pero, además, existe un simple punto de construcción de personajes que debe respetarse en el proceso de cualquier historia.

Tony Stark no tiene identidad y eso, para un personaje principal es demasiado grave. De pronto es el cínico que todos conocemos. Un minuto después es un niño perdido con miedo hasta a los mosquitos. En otro es un vengador al que no le importa meterle un balazo en la cabeza a alguien. Es el exceso de los personajes “What have I done?” que tanto hemos criticado, pero ni siquiera llega a ser uno personaje así bien construido.

iron_man_3_patriot

¿Recuerda esa emoción cuando vieron a Iron Patriot en los créditos? Pues olvídenla. El personaje está ahí como un gag para que la gente ría o llore (dependiendo de su buen o mal gusto) con dos escenas miserables que convierten a Iron Patriot en un sidekick cómico al más puro estilo del Robin de los años 60. James Rhodes ha perdido la fuerza del personaje. Es la necesidad absoluta de Disney de tener siempre a quien le haga compañía al héroe para hacer reír a la audiencia con sus comentarios y sus ‘one-liners’. Sólo que nadie les avisó que esta cinta no es Mulan, Hércules o La Sirenita. A eso han reducido a Iron Patriot/War Machine. Especial atención a la escena en Pakistán para que vean de qué les hablo.

¿Y los demás? ¿El villano? ¿Los villanos? Digamos que quisieron aplicar la lección de Nolan y transformar al villano visible en una herramienta para que existiera el “hombre detrás del trono” que, con perfil bajo, maneja los hilos de las desgracias, como lo hiciera el director en Batman Begins con el personaje de Ra’s Al Ghul. Sin embargo, para hacerlo decidieron violentar a uno de los personajes primordiales de la mitología de Iron Man, convirtiéndolo en un títere fársico que insulta al público en cuanto se descubre su verdadera naturaleza y que resulta en una especie de influencia más de cintas como Scary Movie que de historias como las de Iron Man. Toda la fortaleza de este personaje y todo lo que se había especulado acerca de él en los mese previos al estreno es esfuerzo innecesario, pues Shane Black decidió que The Mandarin se volviera un payaso para, según él, acrecentar el buen humor “a la Disney” en la película. Olviden las teorías de los anillos del personaje y su posible conexión con Thanos, villano que aparece en la escena post-créditos de The Avengers; olviden la posición de poder que The Mandarin ha adquirido en el mundo a través de los años. Aquí, The Mandarin quedó reducido a un borrachito de calle y adicto pordiosero que, en pedir limosna, se ganó la oportunidad de “hacerle de malo, muy malo” para que el malo no apareciera. Sólo habré de decirles que esta adaptación del villano demuestra que Ben Kingsley, tras habernos regalado interpretaciones grandiosas en títulos como Gandhi, Hugo o Schindler’s List, ya acepta cualquier basura que llega a sus manos.

Iron-Man-3-Robert-Downey-Jr-Couch

Me gustaría decirles acerca del final de la cinta. Contarles que todo mejora y que el final, al menos, tiene un poco de dignidad, pero la realidad es que tampoco es así. Aviso: me salí de la sala 30 minutos antes de que terminara, pero con base en los comentarios de quienes me acompañaron y que sí se quedaron al final, no me perdí más que de absurdos mayores. ¿Recuerdan esa escena del celular enterrado en el excremento del dinosaurio en Jurassic Park 3? Bueno, pues algo así de ilógico está el asunto e incluye a Pepper Potts como el equivalente al celular… ¿o al excremento?

Por supuesto, cuando vi que la gente salía de la sala, regresé para quedarme al final de los créditos, con miras a una secuencia que hiciera que valiera la pena la ida al cine. Algo similar a lo que me pasó con Iron Man 2 que también encontré bastante mediocre pero que, con la escena post-créditos presentando el Moljnir de Thor mejoró un poco las dos horas anteriores. Pues no, tampoco esperen eso en ningún momento con esta película. Porque Shane Black vuelve a sucumbir al humor Disney para esto y, a pesar de los próximos estrenos de The Wolverine, Days of Future Past, Thor: The Dark World, Ant Man, Guardians of the Galaxy, o incluso The Avengers 2, lo que aparece en pantalla es una burla. Sí: una burla. Incluso, al salir de la sala, reíamos imaginando a Shane Black sentado en la sala de edición comentando con su postproductor: “Y aún así, hicimos que todos se quedaran en la sala”. Pues no, yo sí me salí a tiempo.

pepper-jpg_201417

 ¿Cómo califico Iron Man 3? Como un insulto a lo que tan bien había logrado Marvel con sus películas desde el reboot del género que Bryan Singer hiciera con X-Men. Pero la realidad es que, como nunca antes, se puede sentir la influencia de Disney en la franquicia y queda claro que la influencia no es buena. Quizá la película que más me ha decepcionado en los últimos años y que me hace temer por el futuro de Marvel y sus personajes en la gran pantalla. ¿Por qué será que el ser humano tiene esa necesidad de tirar a la basura el esfuerzo que tanto tiempo le costó? Si para allá vamos, creo que Iron Man 3 es el principio del fin del género de super héroes. Algo como, quizá, el Superman IV de esta generación de cineastas y espectadores.

Calificación: 2 de 10. Le daría menos, pero luego dicen que soy muy negativo. Pero la realidad es que esta cinta engaña al público, le miente en la cara y, peor aún, cínicamente espera que la mentira nos guste. Sí, los trailers son para crear expectativa y muchas veces es falsa expectativa. Pero lo que han hecho con los personajes es crear una mentira que viola los preceptos básicos de una cinta de héroes y villanos. 

Anuncios

One comment

  1. Completamente de acuerdo, es terrible que con el nombre logrado el la parte 1 estan creando un monstruoso desprestigio hasta en el nombre de Marvel. Disney hasta donde llegara tu megalomania?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: