h1

Libros. ¿Por qué es divertido el sexo? (Diamond, 1996)

agosto 29, 2014

Por: Enrique Lores Lores

Me gusta mucho ir a las librerías a echar un ojo. En poquísimas ocasiones salgo de ahí con las manos vacías, pues siempre hay algo que llama mi atención. En el mejor de los casos gasto en libros mucho más de lo que es decente en los países civilizados. En una de esas visitas en las que caí en la librería de pasada, sin buscar nada específico hubo un título que llamó mi atención: “¿Por qué es divertido el sexo?” del autor Jared Diamond, biólogo y fisiólogo evolucionista. Al principio pensé que era un libro de psicología, pero no, está basado en biología evolutiva… Entonces, ¿por qué es divertido el sexo?

C846959.jpg

El libro busca explicar la razón por la cual los seres humanos tenemos una sexualidad tan rara. Rara si la comparamos con la de otros animales, dado que a nosotros es obvio que nos parezca lo más normal del mundo. ¿Por qué somos uno de los únicos mamíferos que tiene relaciones sexuales todo el tiempo y no únicamente cuando la mujer tiene posibilidad de quedar embarazada? Casi todas las hembras de muchas especies animales tienen señales obvias de fertilidad que le indican al macho cuándo es tiempo de entrar en acción. Los seres humanos no. Y no sólo la mujer no puede darle al macho señales de fertilidad, pues quitando a algunas mujer que viven síntomas constantes y específicos, la gran mayoría de ellas no tiene manera tampoco de saber cuándo están o no en etapa fértil.

Esto nos lleva a realizar lo que el autor llama “sexo recreativo”, es decir, somos una especie que tiene relaciones sexuales todo el tiempo, y la mayoría de esas veces ni siquiera buscamos el embarazo, sino la vinculación con el otro, la descarga de afecto, la satisfacción de un deseo sexual, etcétera. Al decir del autor, otros animales podrían vernos con gran sorpresa, pues en su cabeza no cabría la idea de andar teniendo relaciones sexuales con una hembra en tiempos en los que la concepción es sencillamente imposible.

¿Tenemos sexo recreativo por razones únicamente psicológicas o buscamos relaciones sexuales todo el tiempo debido a procesos naturales de evolución biológica? ¿Es nuestra sexualidad realmente diferente a la de los animales en cuanto a los procesos de cortejo y fin último de la reproducción?

Erotic couple

Primero tengo que decir que a pesar de lo importante que es su tema, el libro es muy corto. Yo nunca he tenido problema con los libros largos, pero que sea corto hace que su contenido sea más accesible para la gente que no es fanática de leer miles y miles de páginas. Y para mí en lo personal es importante que esta información se difunda porque necesitamos sacar al ser humano de la posición idealizada en la que ha estado durante años para colocarlo en donde le corresponde y poder entender cuál es nuestro lugar en el mundo.

Se dice que hay tres grandes hombres que cambiaron la manera en que vemos la vida: el primero fue Copérnico, que nos informó que no éramos el centro del sistema solar. El segundo fue Darwin, que nos dijo que éramos una especie más de animal, sin estar por encima del mundo natural en ningún sentido. El tercero fue Freud, que nos dijo que nuestra orgullosa mente racional y nuestra idea de libertad tienen su asidero en puros afectos y que, para dejarlo aún más complicado, estos afectos no siempre son conscientes. Diamond, con este libro, se suma a todos los biólogos y psicólogos evolucionistas que durante años han ido comprendiendo el comportamiento del ser humano a partir de estructuras biológicas que no podemos, la mayoría de las ocasiones, transgredir, por mucho que nuestro deseo y nuestro empuje así lo deseen.

Nuestro comportamiento sexual es, por un lado, único (diferente al de todos los animales). Por el otro es bastante esperable (dejamos claro que somos una especie más y no un ser elegido especialmente dentro del reino animal). En el primer caso, como ya lo mencioné algunos párrafos arriba, no tenemos señales de fertilidad, lo que nos lleva a tener relaciones sexuales todo el tiempo para que exista el embarazo en el momento menos pensado. Por el otro, los procesos de cortejo son uy similares a los del reino animal… claro, los hombres no extienden alas con coloridas plumas, pero muestran sus músculos; las mujeres no cantan con melodiosas voces, pero muestran sus atributos físicos con intenciones de atracción incuestionables.

Jared Diamond, el autor

Entiendo que este texto es sobre biología evolutiva, pero creo que podría enriquecerse con psicología. Desde luego que el comportamiento sexual parte del funcionamiento de estructuras biológicas, pero me parece que la psicología juega también un rol importante en nuestras acciones (si por un momento olvidamos que la psicología parte también de estructuras biológicas). Por ejemplo, la evolución puede explicar que los seres humanos también tengamos comportamientos de cortejo, pero no explica por qué se eligen los que se eligen. Explica que la mujer y el hombre eligen pareja para continuar la especie, pero no explica casos que no se ven en el reino animal, a saber, por qué la elección humana es tan poco intuitiva a veces (la mujer no siempre elige al hombre más adecuado biológicamente, sino que lo elige por otros factores, al igual que el hombre.)

El mismo autor desestima la importancia de las “modas” en la atracción sexual de los seres humanos, pero yo creo que está lejos de ser desestimable. Dice por ejemplo, que aunque las modas van y vienen sobre el cuerpo que le gusta a los hombres en una mujer, puede generalizarse que lo que se busca son grandes caderas y senos prominentes. Siento que la generalización es forzada. De hecho se puede hacer un registro de todos los tipos de cuerpos que son considerados “atractivos” en la mujer según cada época y no podemos subrayar uno de entre todos. Pero el autor así lo pone con la única intención de cerrar su argumentación de que es la biología y no la psicología, la única responsable en la percepción atractiva de la mujer o el hombre.

Porque ciertamente los músculos en los hombres y los senos y las caderas en las mujeres son herramientas de atracción y cortejo, como las plumas de colores en las aves, sus picos largos, etcétera. Pero los senos que a un hombre le encantan a otro le desagradan; los cuerpos musculosos que excitan a una mujer a otra le parecen desagradables. ¿Entonces qué media en esas diferencias? Es claro que las mujeres son las únicas hembras del reino animal que desarrollan los senos antes de necesitarlos (antes de tener que amamantar a sus crías, como sucede en todas las otras especies de mamíferos). ¿Por qué?

Diverido el sexo 03

El autor responde que es debido a que resultan un importante elemento de atracción, y es totalmente cierto… ¿pero por qué las diferencias de tamaños en los senos? Claro, por la herencia genética. ¿Pero es la herencia genética la única respuesta? Mi punto de vista es que no. Hay mujeres de senos pequeños que nacieron en una larga línea de mujeres de senos muy grandes. Esto se vuelve más interesante cuando estudiamos la psique de estas mujeres y encontramos elementos intramentales que pueden ayudar a desarrollar o no desarrollar partes del cuerpo, al igual que los rostros se forman una parte por genética y otra parte por las experiencias que los van moldeando (en países como China cada día se demuestra con más claridad la exactitud con la que pueden conocerse los males físicos y los contenidos psicológicos a través de una adecuada, profesional y bien realizada lectura del rostro).

Creo que lo más sano es entender que el cuerpo y la mente son uno. De hecho, es equivocado incluso separarlos, pues la mente es parte del cuerpo. Y las conductas humanas (las sexuales sin duda alguna) provienen del cuerpo, del funcionamiento de nuestro sistema, de las exigencias del proceso de evolución a través de la selección natural. Pero esta misma evolución afectó el cerebro y, con ello, la psique. Psique y cuerpo se han venido influyendo mutuamente a lo largo de nuestra historia evolutiva, de modo que tenemos que hacer un análisis que las considere a ambas para poder acercarnos más a la comprensión de porque hacemos lo que hacemos.

¿El sexo es divertido porque sólo de ese modo podemos garantizar que la especie continúe, a través de estar teniendo sexo todo el tiempo hasta que una vez logre la fecundación aun cuando la mujer no tiene señales visibles de fertilidad? Sin duda alguna. Pero también es divertido por lo que significa, porque es un símbolo que se vincula con nosotros mismos y nuestra vida de cierta manera. Si reducimos el comportamiento sexual sólo a los intentos macro mutativos de la selección natural habrá muchos comportamientos humanos que no podremos explicar, como la promiscuidad, la fobia sexual o la homosexualidad, por poner sólo algunos ejemplos.

No dudo que algunos lectores se molesten con el libro de Diamond por decir directamente que somos animales o conmigo por estar de acuerdo con ello. Pero lo somos, cada vez hay mayor evidencia de ello. Y si nos miramos de manera honesta como lo que somos en lugar de mirarnos de manera idealista como lo que no somos, podremos entender mejor la vida, colocar en nuestro camino nuestros propios objetivos, buscar la felicidad desde nuestras verdaderas capacidades. No sé a ustedes, pero eso a mí me emociona.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: