h1

Cine. Luis Estrada: El Parásito Hipócrita

octubre 23, 2014

Siempre he tenido un gran problema con Luis Estrada como público. Y lo especifico así porque, la realidad es que estoy convencido de que como realizador es de esos que sabe su arte y que cuando se pone detrás de una cámara, sabe lo que hace. Y digo “realizador” porque me parece que como director sí está estancado en un juego de odios y de contar la misma historia desde hace muchas películas. Pero, aún peor situación, me parece que Luis Estrada se ha convertido en el perfecto ejemplo de la hipocresía, el oportunismo y, además, en la definición de lo que debe ser un parásito en la industria del cine mexicano. Palabras fuertes, lo sé, pero déjeme explicarle un poco el porqué de esto.

luis-estrada

Luis Estrada se ha esforzado por crear películas que retraten su propia visión de la realidad de nuestro país, desde la perspectiva de alguien que odia al sistema político mexicano y que culpa de todo al gobierno, principalmente a aquellos gobiernos emanados del PRI. Dentro de ese odio, Estrada ha dejado en claro que desprecia, además, todo lo que tenga que ver con Televisa y sus subsidiarias o empresas afiliadas. Vaya, se ha convertido en la imagen de grupos políticos como Morena y otros de izquierda radical dentro de la industria cinematográfica y, sin embargo, también está convertido en un gusano parasitario que vive de la hipocresía.

la-dictadura-perfecta-210813

Esto lo digo porque su más reciente cinta se titula La Dictadura Perfecta haciendo uso de la famosa frase que utilizara Mario Vargas Llosa para definir el régimen priísta hace poco más de 15 años. De esta cinta se ha liberado un trailer en el que podemos ver a Damián Alcázar convertido en un gobernador que una televisora quiere poner como Presidente, de la misma forma en que ya lo habían logrado con otro candidato interpretado en la cinta por Sergio Mayer (sí… Sergio Mayer… hágame usted el favor) y que lo pintan como un pelele cualquiera extrañamente parecido al actual presidente Enrique Peña Nieto. ¿Nada que criticar aquí, cierto? Cada quien, al final del día, es libre de contar las historias que más le plazca. Entonces, por qué Luis Estrada está produciendo su película (al igual que otras anteriores) con fondos del IMCINE a través tanto del EFICINE (Estímulo Fiscal) como del FIDECINE (Fondo de Inversión), lo que significa el uso de recursos del Estado, además de que también fue apoyado, a través del estímulo fiscal por TELEVISA con 20 millones de pesos, el gobierno PRIISTA de Durango, Conaculta, FONCA y otras instituciones a las que, supuestamente odia. No contento con eso, su distribuidora es VIDEOCINE, la casa de distribución cinematográfica de Televisa.

¿No es hipócrita y parasitario? Cuando realizó El Infierno, la gente de IMCINE se negaba en un principio a invertir a través del FIDECINE en una cinta que, básicamente, ponía al gobierno panista como causante del narcotráfico y explosión de la corrupción. Vaya… estaba el gobierno aplicando un “Si quieres hablar mal de mí, eres libre de hacerlo, pero no con mi dinero”. Se dice en el entrepasillo que Luis Estrada amenazó con ir a los medios y acusarlos de censura, lo que terminó por vencer al gobierno para evitar el escándalo y que repercutió en la entrega de 10 millones de pesos para la cinta. Hoy juega a lo mismo diciendo que se le boicoteó la cinta con Videocine.

dictadura-perfecta-pelcula

Es hora de que nuestra industria sea honesta consigo misma y que los realizadores dejen de jugar al chantaje y a ser parásitos de un sistema que, a todas luces, odian, para después irle a pedir dinero como limosna en la exigencia de que están obligados a apoyar el cine. Ser cineasta independiente es, precisamente, eso: ser independiente y buscar los recursos para realizar las historias que quieren contar sin irle a poner un cuatro a quienes tienen el recurso mientras se dedican a despotricar socialmente en contra de quienes hicieron posible el proyecto. No es censura, es selección de proyectos. Y Luis Estrada debería tener los pantalones de buscar los recursos por su propio pie y dejar de jugar al chantaje político con la izquierda mientras con la derecha exige más de 30 millones de pesos para su propia cartera.

Anuncios

One comment

  1. Me da gusto ver que no soy el unico que nota las peliculas de Estrada son solo hipocresia y cinismo disfrazadas de critica y satira.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: