Posts Tagged ‘Yo soy 132’

h1

Carta abierta… a quien quiera firmar de recibido.

julio 2, 2012

Lunes. Estoy en Querétaro por cuestiones de trabajo y, antes de regresar a la ciudad de México, estoy sentado en pequeño café frente a Plaza de la Independencia haciendo un recuento de lo que va pasando en redes sociales y en el país en general a razón de los resultados de una elección presidencial envuelta en los apasionados debates e intercambios ideológicos. Pero también ahogada en los odios y polarizaciones creadas por quienes no entienden que la democracia se juega para todos de la misma forma y con los mismos resultados.

Andrés Manuel López Obrador perdió la segunda elección presidencial de su carrera. Al igual que hace seis años, canta que “hubo irregularidades” en el proceso electoral y se aventura a algo más, a través de su representante en el IFE, Jaime Cárdenas, cuando asevera que hubo más irregularidades que en la elección de 2006. Es evidente y completamente entendible la primera reacción de la gente que, temerosa, dibuja escenarios de autoritarismo similares a los vividos con el plantón de Paseo de la Reforma de hace seis años, pero se siente algo más frío en el ambiente. Se siente un escalofrío en la piel a pesar del imponente sol del Bajío mexicano que pinta el adoquin del centro histórico queretano. Porque hoy, a diferencia de hace 6 años, Andrés Manuel tiene un brazo social para su conflicto postelectoral que, en su mente perversa –no enferma, no es lo mismo, pues la perversidad requiere de una claridad mental espeluznante–, habrá de legitimar su búsqueda de conflicto. Y podrá hacerlo a través del odio, las frustraciones, los enojos y los sueños rotos de una generación que se sintió abandonada por un sistema que ellos mismos dejaron en el olvido y del que se acordaron justo en el último momento.

Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

México: La institucionalización de la ignorancia. 1a Parte

junio 8, 2012

Ha pasado tiempo desde que me senté frente al monitor a escribir un artículo sobre México y lo que pasa en sus calles, sus ciudades y su gente. Me mantuve distante para poder observar, con paciencia y detenimiento, lo que se generaba en un momento tan importante como es una elección presidencial, todas las expresiones posibles. He seguido con atención, no sólo lo que sucedió con el llamado movimiento Yo Soy 132, sino con partidos políticos, candidatos, seguidores, tuiteros –este mundo tecnológico que ahora nos permite la creación de un nuevo grupo sociodemográfico–, fanáticos, analistas, periodistas y remedos de lo mismo, y tristemente llego a la misma conclusión: México duele. Y no, nada que ver con el lamento comercializado de Javier Sicilia que va por las calles diciendo esas dos palabras en la búsqueda de los reflectores que le permitan elevarse como juzgador omnipotente del sistema.  México duele en su ignorancia maquillada de verdad ideológica que llena los espacios enfundados en el disfraz de héroe democrático que oculta, simplemente, el más puro ejemplo de la tiránica soberbia.

Read the rest of this entry ?